‘L’estat de la ciutat (112)’: Movimientos en la izquierda local

L’ESTAT DE LA CIUTAT

Aquí se analizan los movimientos que se han sucedido esta semana en el espectro político de las fuerzas a la izquierda del PSC: el anuncio de recomposición de ICV-EUiA, el manifiesto Sabadell Guanyarà y la asamblea constituyente de Crida per Sabadell.

El martes ICV y EUiA hicieron pública su decisión de concurrir unidos a las municipales a fin de superar la situación generada tras la ruptura del grupo municipal pocas semanas después de los comicios locales del 2011 (más info: ‘ICV i EUiA aniran junts a les eleccions de 2015 però volen una candidatura més àmplia‘). No obstante, esta voluntad de recuperar la unidad quedó en entredicho al anunciar que hasta el final del mandato se mantendrán separados los grupos municipales. En efecto, la reunificación del grupo municipal hubiese otorgado una gran credibilidad a esta operación, al no ser así puede deducirse que aun no se han disipado las tensiones y desencuentros que desembocaron en la ruptura.

La recomposición de la coalición era la condición necesaria para que la formación ecosocialista lanzase un mensaje creíble a favor de la formación de una candidatura unitaria a la izquierda del PSC. Ciertamente, no parecía muy coherente reclamar la unidad de la izquierda mientras la coalición a nivel local continuaba rota. En este sentido los portavoces de ICV-EUiA se refirieron a Crida per Sabadell, pero también a iniciativas como Guanyem Barcelona, liderada por Ada Colau, Procés Constituent o Podemos.

ICV-EUiA
ICV y EUiA escenificaron su ‘reconciliación’. Autor: J.d.A.

Paralelamente a estos movimientos, ICV está inmersa en el proceso de primarias para elegir a su cabeza de lista, donde todo apunta que será designado Joan Berlanga,  pues es el único que se ha presentado (más info: ‘El docent Joan Berlanga serà el cap de llista d’ICV‘). Por su parte, EUiA iniciará en breve un proceso semejante donde Marisol Martínez aspira a repetir al frente de la formación, pero que tendrá que competir con Edu Navarro del sector PSUC-Viu.

Seguramente en breve la coalición ecosocialista concretará la propuesta para articular esta aspiración a la unidad de la izquierda.

Sabadell Guanyarà

Al día siguiente, miércoles, se difundió el Manifest per una Candidatura Ciutadana, suscrito por el colectivo anónimo Sabadell Guanyarà, que consta de dos documentos (más info: ‘Manifest per una candidatura ciutadana del col·lectiu Sabadell Guanyarà‘)

En el primer texto, una declaración de intenciones, se argumenta la necesidad de construir una lista unitaria a la izquierda del PSC para que la ciudad encare el cambio de ciclo político en medio de una situación de emergencia a nivel “social, económico, político y nacional”. El escrito hace hincapié en la necesidad de regeneración de la administración local para erradicar las prácticas corruptas del caso Mercurio.

El segundo documento propone una metodología para articulación de la candidatura que plantea la formación de un grupo impulsor, constituido por ciudadanos a título individual, que posteriormente se dirigiría a entidades, movimientos cívicos, partidos políticos y ciudadanía en general. Los ciudadanos formarían un Plenario de Adheridos y las organizaciones cívicas y políticas una Comisión de Coordinación de la candidatura. Se propone que el cabeza de lista sea elegido por primarias abiertas y que todos los adheridos puedan participar en la confección del programa y la lista.

Joan Berlanga
Joan Berlanga, cabeza de lista de ICV. Foto: cedida.

Esta es la tercera iniciativa para articular una candidatura unitaria de izquierdas. La primera Unir l’esquerra alternativa surgió del entorno de ICV-EUiA. Posteriormente Procés Constituent, de composición más plural, realizó una propuesta en la misma línea que fue más lejos pues consiguió reunir en julio a todas las formaciones implicadas desde la CUP a ICV en un encuentro que se saldó en un fracaso.

No parece que a la iniciativa del colectivo Sabadell Guanyarà pueda irle mejor. El hecho que el Manifiesto sea anónimo constituye un gran lastre, pues los agentes políticos y sociales ignoran quien está detrás de esta propuesta y cuestiona la necesaria transparencia que han de presidir estos procesos.

Crida per Sabadell

El sábado se celebró la asamblea constituyente de Crida per Sabadell como punto de inflexión de un proceso iniciado el pasado mes de abril por Entesa per Sabadell, Moviment Popular de Sabadell (MPS) y Candidatura d’Unitat Popular (CUP) (más info: ‘ Entesa, CUP i MPS obren el procés per formar una candidatura a les municipals‘).

En sus documentos congresuales los promotores de Crida per Sabadell reconocen que, a pesar de los esfuerzos realizados, no han podido ir más allá del círculo de influencia de las tres organizaciones. Por ello, plantean ampliar su propuesta a Procés Constituent y Podemos, organizaciones que, a diferencia de ICV-EUiA, consideran próximas a su oferta política.  La Crida argumenta que ellos constituyen una propuesta de izquierda rupturista, mientras que la coalición ecosocialista es una oferta de izquierda light o reformista.

Crida per Sabadell
Integrantes de Entesa y CUP forman un polo “rupturista” con la Crida

En este sentido, plantean abrir un proceso de debate abierto y sin condiciones previas para que Podemos y Procés Constituent confluyan en su candidatura. Respecto a la asamblea del sábado, el tiempo dirá se trata de una confluencia real o simplemente de la absorción de la Entesa, una plataforma local, por la CUP, un organización de ámbito nacional.

Obstáculos y polaridades

Aun es pronto para dilucidar cómo acabarán estos movimientos tendentes a aglutinar a las fuerzas a la izquierda del PSC que, en caso de concurrir unidas, contarían con muchas posibilidades de alzarse como primera fuerza política de la ciudad en las municipales del 2015.

El principal obstáculo radica en la incompatibilidad entre las polaridades formadas por ICV por un lado y CUP por otro que difícilmente compartirán un espacio electoral común. De momento, pues, parece muy improbable que pueda superarse la distancia que separa al bloque formado por Crida per Sabadell de ICV-EUiA.

En medio de ambas agrupaciones se ubican Podemos y Procés Constituent. Ahora bien, mientras el primero se está articulando como partido político, el segundo es una plataforma ciudadana que aspira a la unidad de la izquierda y no concurrirá a las elecciones, aunque puede dar apoyo a alguna de estas dos polaridades.

Procés Constituent pidió en junio una candidatura amplia. Autor: J.d.A.
Procés Constituent pidió en junio una candidatura amplia. Autor: J.d.A.

En el caso de Podemos resulta difícil prever cual será su posición en las municipales del 2015. La dirección nacional de esta formación se inclina a no participar en solitario en los comicios locales para evitar infiltraciones y malograr la construcción del partido en unas elecciones muy complicadas. En esta línea se propone integrarse en candidaturas unitarias de izquierda al estilo de Guanyem Barcelona.

Ahora bien, existen sectores del partido que propugnan la posibilidad de concurrir en solitario en aquellas ciudades donde existan garantías para ello y no se alcancen acuerdos con otras formaciones. Una cuestión que no se dilucidará hasta mediados del noviembre. En el primer supuesto, en Sabadell, Podemos podría decantar la balanza si decidiese integrarse o bien en la Crida o bien en ICV-EUiA.

Factores exógenos

Para finalizar debemos apuntar a dos factores que pueden modificar el escenario político, incidiendo directamente sobre las municipales.

En primer lugar, un posible adelanto de las elecciones autonómicas en caso que, como todo parece apuntar, la consulta del 9N no pudiese realizarse. De este modo se modificaría el calendario electoral y la ciudadanía acudiría a las urnas en unos comicios, pretendidamente plebiscitarios, unos meses antes que a las municipales. Si como es previsible en estas elecciones se verificasen grandes cambios en el mapa electoral: sorpasso de ERC, hundimiento del PSC, irrupción de Podemos… ello influiría directamente sobre la intención de voto en los comicios locales.

En segundo lugar, no puede descartarse que Mariano Rajoy modifique la ley electoral de las municipales para primar a la lista más votada. Aunque a la vista del desenlace de la ley del aborto parece difícil que el PP apruebe esta reforma sin el apoyo político del PSOE. No obstante si a pesar de todo el PP tira adelante con esta reforma, propiciaría la articulación de coaliciones electorales que en Sabadell facilitarían un acuerdo entre las fragmentadas formaciones a la izquierda del PSC.

A la vista de este complejo panorama, la cuestión de la unidad de la izquierda no se resolverá hasta, como mínimo, pasadas las vacaciones de Navidad. Queda mucha partida por delante.