Centro de audiología ClaSo: déjate escuchar

La pérdida auditiva es un problema que puede afectar no sólo a los más mayores, sino a todas las personas independientemente de la edad que tengan. En estos casos, un lugar de confianza es el centro de audiología ClaSo, que cuenta con más de treinta años de experiencia a sus espaldas, siempre creciendo y ayudando a las personas a mejorar su capacidad auditiva y, por tanto, su calidad de vida.
El centro auditivo con el mejor trato al paciente
El centro de audiología ClaSo lleva por bandera el trato cercano y personalizado con sus pacientes. En este centro, los expertos que podemos encontrar nos ofrecen sus consejos y su honestidad, así como su profesionalidad para poder obtener los mejores servicios y resultados para cada uno de nosotros. A diferencia de otros centros, en ClaSo no nos aconsejarán sobre nada sin habernos escuchado en un primer lugar, pues nosotros mismos somos los únicos que podemos escuchar a través de nuestras orejas e identificar nuestras propias sensaciones auditivas.
Además, en ClaSo se toman muchos esfuerzos para conocer no sólo al paciente, sino a la persona. De este modo, consiguen encontrar el mecanismo audífono perfecto para cada uno, valorando siempre distintos aspectos. ClaSo tendrá muy en cuenta que una pérdida auditiva puede ser, en muchos casos, algo traumática. 
Por ello, no sólo ofrecen consejo sobre qué audífono o método es más aconsejable para cada caso, sino que nos ayudarán a comprender situaciones derivadas de la pérdida auditiva. Es decir, ClaSo nos ayudará a entender qué nos sucede y cómo facilitar nuestra vida en este punto.
Y, además, basan su política con el paciente en procurar no imponer nada, sólo ofrecer y aconsejar, pues cada uno de nosotros tenemos distintas necesidades y problemas, además de nuestras diferentes circunstancias y posibilidades. En ClaSo, podemos encontrar la ayuda necesaria para elegir el mejor método para favorecer nuestro sistema auditivo, y así olvidarnos del problema.
¿Cómo funcionan los audífonos?
Lo más normal es que no se tenga mucha idea sobre cuál es el mecanismo de un audífono, y cómo éstos permiten que una persona que carece de capacidad auditiva pueda recuperarla. Es normal, pues si no hemos tenido previos problemas de audición, ya sea uno mismo el afectado o alguien cercano, como un familiar o nuestra pareja, probablemente desconocemos como funcionan los audífonos
Básicamente, un audífono es un aparato o dispositivo electrónico capaz de captar el sonido a través de un micrófono integrado. A partir de esta captación, el mecanismo del audífono transforma el sonido en señales eléctricas, y éstas a su vez, son reproducidas por el audífono en forma de ondas sonoras enviadas por medio de un altavoz a nuestro canal auditivo, pero esta vez de forma amplificada, y también de un modo más nítido y claro para procurar la posibilidad auditiva de la persona que lo esté utilizando.
La calidad de audición no tiene edad
Aunque tengamos siete años o setenta, la pérdida de audición puede afectarnos en muchos más aspectos de nuestra vida de los que imaginamos. Las personas con una mala calidad auditiva sufren mucho, ya que les cuesta más relacionarse con el mundo que les rodea, y esto suele degenerar en una sensación de soledad y aislamiento, pudiendo incluso provocar depresiones. Por ello, los centros auditivos de élite como ClaSo, recomiendan que actuemos frente a los problemas y dificultades auditivas, pues podemos poner un remedio a este gran problema que tanto daño puede hacernos. 
El centro auditivo ClaSo ofrece audífonos para todas las edades, siempre teniendo en cuenta las necesidades y circunstancias de la persona que lo necesite. Para ello, ofrecen entre sus servicios unos estudios y seguimientos auditivos, para así evitar que el problema pueda ir en aumento. 
De esta forma, ClaSo se asegura de que la audición siempre esté controlada, y de que nuestra capacidad para captar sonidos sólo pueda mejorar, gracias a sus dispositivos y servicios de calidad.