Marisol Martínez - 100% Sabadell. Autor: David B.

Marisol Martínez (100% Sabadell): “estoy capacitada para ser una buena alcaldesa”

Marisol Martínez Torres, nacida en 1963 en Beas de Segura (Jaén). Vive en Sabadell desde hace 30 años y reside en el barrio de Torre-romeu. Cursó hasta el BUP y tiene otros estudios relacionados con el mundo del trabajo.  Ha trabajado como monitora socio-cultural. Está divorciada y es madre de dos hijos. Fue militante d’Esquerra Unida i Alternativa, pertenece a Sabadell Acull Infats Sahrauís, a la Asociación de Vecinos de su barrio y al Club Natació Sabadell.

Define en el eje social a su formación como de izquierdas y republicana; en el eje nacional se niegan a definirse, se consideran demócratas, en su candidatura militan independentistas y federalistas como ella.

Usted ha sido concejala del Ayuntamiento de Sabadell en la oposición y en el gobierno ¿Cómo valora esta experiencia a ambos lados de la barrera?
El gobierno te da una visión de la ciudad mucho más amplia porque tienes que hablar con todos los que componen la ciudad. Por el partido donde militaba tenía una visión de la ciudad relacionada con ese mundo del barrio, del sindicato, de esa izquierda de la que provengo. No tenía esa visión de la ciudad del mundo más cultural, empresarial, económico, de desarrollo… esa parte me faltaba. En eso he aprendido mucho. También he aprendido mucho de las entidades. Venía de un mundo de las entidades relacionadas con el movimiento vecinal y he descubierto un mundo de entidades amplísimo, riquísimo. No tengo palabras para describir la cantidad de gente que quiere la ciudad tanto o más que yo y que le dedican un montón de horas completamente anónimas.

Ustedes proponen trasladar el Ayuntamiento al Eix Macià ¿Qué ventajas tendría ese traslado?Nosotros planteamos seis ejes de ciudad: el eje administrativo-empresarial en el Eix Macià, que siempre estuvo pensado así, un eje comercial de norte a sur de la ciudad, un eje de la innovación en el sector Covadonga-río Ripoll, un eje universitario, la zona Erasmus, en Gràcia y la Zona Hermètica y el eje de centro histórico y cultural de la ciudad. Por ello planteamos que el eje económico-administrativo se pase al Eix Macià. Plantemos construir el nuevo Ayuntamiento, tal y como Farrés lo propuso. El Eix Macià está a medias. Farrés en este ámbito hizo una apuesta de permutas. Nosotros planteamos ofrecer suelo y que sean los inversores quienes paguen el nuevo Ayuntamiento. No estamos planteando que se pague con dinero público. Si se tienen que construir viviendas, un nuevo hotel u otras cosas que sean éstos los que paguen ese nuevo edificio.

Marisol Martínez - 100% Sabadell. Autor: David B.

¿Y qué pasaría con el actual edificio del Ayuntamiento?
Tenemos un montón de edificios en el Centro. Nosotros plantemos trasladar únicamente el tema administrativo, dejar el tema político, institucional y de grupos municipales en el actual edificio del Ayuntamiento. También planteamos trasladar la parte de los juzgados al Llac Center. Planteamos una visión diferente del Eix Macià para darle contenido. El traslado de la parte administrativa nos permitiría vaciar un montón de locales que tenemos ocupados en alquiler y de este modo que se recuperarían bastantes locales en el Centro. Porque el Centro es uno de los distritos que tienen menos equipamientos públicos y los podríamos reconvertir en muchas más cosas. Es una visión de futuro y no tan a largo plazo.

¿Cómo se concretaría su propuesta de una ordenanza para potenciar el uso de la energía solar?
Es bastante sencilla. Puedes hacer una política de subvenciones, de rebajas y demás en todos los ámbitos. Tanto en la política de suelo público como en materia de subvención directa. En la misma tasa o licencia, que tienen un coste, se puede subvencionar porque tiene energía renovable o no. En licencias de actividades o de obras se pueden bonificar las energías renovables.

¿En qué consiste su propuesta de áreas de Distribución Urbana de Mercancías?
Tenemos que preparar Sabadell para que sea una ciudad europea y no que mire a su alrededor con envidia, sino todo lo contrario. Hoy en día las mercancías se van a mover cada vez más, como el caso de Amazon y la venta por internet. Tienes que planificar las cargas y las descargas, el reparto, los sitios donde recoger estas mercancías. Eso tiene que estar planificado porque no es el futuro, es el presente. Si quieres hacer un proyecto de movilidad en la ciudad y no tienes esas áreas planificadas no haces nada. Tienes que establecer unos horarios, sino tendremos a cualquier hora repartos por la venta por internet. De hecho, en Europa, esas áreas ya existen. Incluso, áreas con consignas por si te traen la mercancía, no estás en casa y puedas ir a recogerla.

¿Nos podría explicar el contenido de su propuesta de Oficinas de Promoción y Dinamización?
Estas oficinas se harían en los polígonos industriales. Nosotros hacemos mucho hincapié en nuestras propuestas estratégicas de desarrollo económico. Planteamos una nueva forma, bastante revolucionaria, de desarrollo de la estrategia económica. Propugnamos que los polígonos industriales deben tener un desarrollo diferente al que tienen ahora. No se pueden tratar todos con una misma política. No es lo mismo el polígono de Can Roqueta, que es completamente logístico, que el de la entrada de la ciudad, que el de la Zona Hermètica y los otros de las zonas que queramos desarrollar en el río Ripoll. Esas oficinas deben ser público-privadas que gestionen todas las necesidades del polígono.

Hoy en día el polígono es una zona de vida, por lo tanto hemos de tener zonas verdes, zonas de descanso para esos trabajadores, zonas de compartir, de living lab, en el ámbito empresarial y zonas de servicio. No puede ser que un polígono no disponga de una guardería o que no tenga una zona de residencia donde ir a dormir los comerciantes. Hoy en día los polígonos necesitan cosas diferentes y no se puede suministrar una misma medicina para tipos de polígonos diferentes. Defendemos la gestión público-privada ¿Porqué quien mejor que el propio empresario sabe que es lo que se necesita en ese ámbito?

En su programa plantean una serie de medidas de descentralización de la administración municipal ¿Cómo se concretarían?
Proponemos que haya mini ayuntamientos en los distritos, pero con responsabilidades concretas. Es súper necesario descentralizar las brigadas de limpieza, descentralizar la policía y tenerla en el distrito, así como el tema de jardinería y mantenimiento. Del modo centralizado que funciona actualmente no llegamos a toda la ciudad y eso está demostrado. Por tanto, implementaremos las brigadas de distrito que cada día garanticen que eso se puede abordar. Esto es posible y no significa un mayor incremento del gasto, sino una organización diferente.

En materia de equipamientos ustedes plantean la creación de Centros Abiertos ¿Cuál sería su función?
Hoy en día tenemos una forma muy diferente de organizar la relación con las entidades, éstas y la sociedad han ido cambiando. El Centro Abierto tiene que ser un espacio de juventud, de infancia, de familia donde tengamos espacios para cuestiones diferentes. A veces las familias necesitan acompañamiento, necesitan asesoramiento, logopedas…necesitan otro tipo de cosas. Eso son los Centros Abiertos. No son entidades, habrá entidades pero su funcionamiento debe estar tutelado desde lo público.

¿Estos Centros Abiertos se ubicarían en los centros cívicos o se construirían de nueva planta?
Hay sitios donde tenemos suficientes centros cívicos como para ubicarlos y en otros habría que construirlos. Por ejemplo, el distrito siete (Torre-romeu), tiene tres centros cívicos, allí no haría falta; pero en el Centro necesitamos equipamientos.

Ustedes se muestran muy críticos con el funcionamiento de los actuales procesos participativos ¿Qué medidas emprenderían para mejora los?
Si hay un tema donde somos autocríticos es en el tema de la participación ciudadana. Acabamos un mandato en el que no hemos sido capaces de hacer una propuesta diferente a lo que había. La participación ciudadana no se puede basar únicamente en las nuevas tecnologías, porque dejas fuera a un segmento de la población muy importante. Creemos en formas diferentes de funcionamiento y lo hemos puesto en práctica en nuestras regidorías. En el gran Consell de l’Esport, cuando los reunimos una o dos veces, vimos que no era un organismo que favoreciera la participación; sin embargo, cuando hicimos mesas de trabajo, eso funcionaba. Cuando reúnes a las entidades para hablar de grandes políticas, vienen por cortesía; sin embargo, cuando reúno a la mesa de futbol y a todos los equipos de la ciudad, hablamos de cosas concretas y somos capaces de coordinar todo ese mundo. Creemos más en las mesas de trabajo específicas donde esté la gente que le interesa ese tema en concreto y, a partir de ahí, desarrollamos propuestas. Esas grandes reuniones para vehicular la participación no son válidas. Preferimos esas mesas de trabajo vinculantes donde lo que salga de ahí sirva. En deportes eso lo he puesto en práctica y me ha funcionado. Cuando he tenido que hablar de básquet, he reunido a las entidades de básquet y cuando tengo que hablar de fútbol reúno a las entidades de fútbol.

¿Cuáles serían las funciones del Instituto de Cultura que ustedes proponen?
Tenemos que ser capaces de ver cuáles son nuestros valores, nuestro talento y cómo los promocionamos. Sabadell tiene un talento enorme en el ámbito de la cultura. La cultura tiene que llegar a los barrios, en eso está de acuerdo todo el mundo. Tenemos que ser diferentes y poner en valor lo que tenemos

¿Qué tenemos? Somos grandes productores musicales, en todos los ámbitos, porque tenemos varios estudios, olvidados, que la gente no conoce, pero que son interesantes. Somos los mejores productores de ópera. Tenemos una orquesta sinfónica con un gran nivel. Y somos únicos y los mejores en producción de teatro infantil.

De hecho, cuando fui a visitar con Juli Fernàndez a la alcaldesa Carmena en Madrid por la escuela de radio, por lo único que me preguntó fue por nuestra producción de teatro infantil. El Instituto de Cultura tiene que ver en qué somos buenos, cómo lo potenciamos y cómo vendemos eso al mundo, cómo lo desarrollamos, cómo trasladamos eso en somos buenos al conjunto de la ciudad. En ese Instituto planteamos crear, en el centro cívico de Torre-romeu, remodelándolo de una manera para que sea el centro de desarrollo del flamenco y la rumba catalana. Somos buenos, tenemos grandes artistas flamencos en nuestra ciudad. Seamos capaces de vender en lo que somos únicos. Eso es el Instituto de la Cultura.

¿Cuáles son sus propuestas en materia de movilidad en general y a la Gran Vía en particular?
El proyecto de la Gran Vía que se está presentando es un proyecto de humo, poco posible a corto plazo. La nueva Gran Vía puede ser posible cuando tengamos las rondas, si no es así lo que se haga en la Gran Vía serán parches, populistas o no, pero parches. Nuestro proyecto es ser serios.

Necesitamos plantarnos como ciudad para que se construya la ronda Este y la ronda Norte. Sin eso no tendremos salida a la Gran Vía, tendremos parches. Son necesarias las rondas y que se acabe ese proyecto que ya estaba hecho. El problema es que la Generalitat no ha cumplido con Sabadell. Sabadell no tiene esa gran circunvalación que han tener todas las grandes ciudades y esto es un hándicap a la hora de desarrollarnos a nivel económico y a todos los niveles.

No es una cuestión sólo de los vecinos de la Gran Vía, en el sentido de voy a hacer una propuesta y gano los votos de allí. No se trata de eso, es una cuestión de ciudad importantísima como es el tema de la circunvalación que necesitamos. Si la conseguimos, estoy dispuesta a hablar de la Gran Vía porque habrá cambiado completamente el concepto de ciudad.

¿Cuál es su punto de vista de la relación que deberían tener la ciudad y el Aeropuerto?
El Aeropuerto es una gran oportunidad. Hay muy pocas ciudades que tengan un Aeropuerto. Eso es una enorme oportunidad. Nosotros vivimos a espaldas, tenemos complejos de pueblerinos, de provincianos. El Aeropuerto es una oportunidad de desarrollo económico, de desarrollo de las escuelas de pilotos. Hemos de saber convertirlo en una oportunidad. La cantidad de mercancía e industria que se pueden mover a través del Aeropuerto son el presente y el futuro. No podemos estar continuamente en discusión sobre qué hacemos con el Aeropuerto.

Es una oportunidad que no tiene Terrassa, que no tiene Sant Cugat, que no tienen las ciudades de nuestro alrededor. Sabadell tiene que jugar la liga europea y no la liga de la comarca. Sabadell tiene que planificarse como una ciudad de referencia a nivel europeo.

Hemos de ser capaces de competir en ese ámbito y el Aeropuerto nos ayuda, con las medidas lógicas que tienes que tomar cuando tienes un Aeropuerto. A veces ha venido muy bien llevar las cosas a los extremos para no decir nada.

Marisol Martínez - 100% Sabadell. Autor: David B.

Sabadell tiene un problema con la vivienda. Últimamente los precios del alquiler se han disparado ¿Qué proponen ustedes para solventar este grave problema?
Aquí hacemos un plagio total. Nosotros nos apropiamos totalmente de la propuesta de Manel Larrosa, en el sentido que es posible construir 1.500 viviendas en poco tiempo y no a un precio desorbitado. A esa propuesta solo le añadiríamos un elemento y es, ojo, el precio de la vivienda se encarece por un efecto llamada debido a que el precio de la vivienda en Barcelona es inasequible.

Por más vivienda que construyamos nunca daríamos salida a la población de Sabadell. Eso es lo que hay que limitar, eso es lo que, desde la política pública, hemos ser capaces de hacer. Sí, vivienda para nuestros jóvenes, pero para nuestros jóvenes, no para todos los jóvenes. Vivienda que esté topada en función de cuántos años estás empadronado en la ciudad, de dónde vienes…lo que nos ha pasado no es que no se haya construido, es que aunque siendo cara la vivienda en Sabadell es mucho más barata que en Barcelona.

En la política de vivienda se han de contemplar dos cuestiones. Una que en Sabadell tiene que estar topada y, a partir de ahí construyamos, con parámetros para dar salida a mi población, porque no podemos dar salida a la población del mundo mundial. Dos, tiene que haber una apuesta comarcal. Tiene que ser un tema de territorio, no de una sola ciudad. Hoy en día no puede haber una política localista de vivienda que dé salida a este problema. Tendríamos que hacer el acuerdo comarcal de vivienda de la misma manera que hemos hecho el acuerdo comarcal de comercio. Eso sí que pone freno, eso sí que da salida. No hay ningún Ayuntamiento que sea capaz, desde una perspectiva privada o pública,  de solventar el problema de la vivienda. La huída por los elevados precios de Barcelona nos está comiendo y eso tienes que pararlo.

En los barrios de Sabadell se multiplican las quejas sobre los problemas de seguridad y limpieza viaria ¿Cuáles son sus propuestas en estas cuestiones?
Llevar esos temas lo más próximo al ciudadano que el propio distrito o barrio tenga sus propias brigadas de limpieza, de manera que la queja, la demanda sea más cercana a la solución. Tanto en policía como en brigadas de limpieza, como en podas, en mantenimiento. Tiene que haber un presupuesto algo más descentralizado en esa línea. Hemos de llevar las necesidades más urgentes lo más cerca de la gente. Creo que es la única solución posible y factible. No se trata de una cuestión de dinero, sino de organización. Es más fácil detectar desde el distrito que el contenedor frente al mercado de Torre-romeu está siempre lleno, porque hay mucha más población que contenedor, que si eso tengo que llevarlo a Can Marcet donde lo mire un técnico que tiene 200.000 quejas como esa.

Desde que se cerró la Zona Hermètica Sabadell no dispone de una zona de ocio nocturno ¿Qué opina al respecto? ¿La ciudad necesita esa oferta de ocio? ¿Si es así donde debería ubicarse?
En la Zona Hermètica nosotros planteamos lo que denominamos Zona Erasmus. Aprovechemos toda aquella zona donde hay muchas naves industriales vacías y donde si no invertimos de seguida puede convertirse en algo que no deseamos. Va ser muy difícil en poco tiempo reactivar aquella zona. Aprovechemos esa zona, cambiemos los usos, aprovechemos esas naves vacías para hacer cómo se hace en Europa espacios para jóvenes.

Construyamos residencias para jóvenes y hagamos una zona universitaria donde nos pongamos del lado de la Universidad. En esa zona universitaria tiene que haber ocio nocturno. Sabadell tiene que tener discotecas y carpas. Nuestros jóvenes no tienen que coger el coche para marchar de la ciudad. Eso es una barbaridad. ¿Tienen que estar en la Zona Hermètica? Creo que algunas sí.

¿Tenemos que volver a tener una Zona Hermètica con una concentración de miles de jóvenes?, no. Lo que no podemos es ir del todo a la nada. Tiene que haber una zona para los jóvenes, una zona de fiesta controlada. Ahora estamos haciendo el Plan de Usos de la ciudad, creo que acabaremos el mandato terminándolo. Ese Plan nos dirá cuáles son las zonas más adecuadas para eso, pero que ¿Por qué no puede haber una discoteca en la Zona Hermètica? De la misma manera el río Ripoll puede ser una muy buena zona de ocio nocturno, hablando de carpas. Lo que tengo claro es que Sabadell tendrá discotecas y carpas. También tengo claro, como madre, que no quiero que mi hijo coja el coche para irse de fiesta. El error grande fue pasar de una concentración de miles de jóvenes, que no podíamos controlar, a nada.

¿Desde el punto de vista económico cuál es su modelo de ciudad? ¿Qué medidas emprenderían para revitalizar la actividad productiva de Sabadell?
Planteamos la creación de una nueva regidoría de Estrategia Económica que transforme completamente la política económica de la ciudad. Hablamos de recuperar el Artextil para esa Agencia de Estrategia Económica. En estos momentos la política de desarrollo económico ha cambiado completamente. Promoción Económica, tal y como está pensada, no va ser la que desarrolle económicamente la ciudad, dará salida a la formación, pero a nada más. Necesitamos tener un equipo de gente que esté mirando a Europa, a las subvenciones y al dinero que vienen a través de ahí, de cuáles son las potencialidades y las necesidades que tiene la ciudad para ese desarrollo y con una mirada transversal. No podemos pensar en el desarrollo económico sin pensar en infraestructuras, en las entradas de la ciudad, sin tener en cuenta las necesidades de los emprendedores, las nuevas tecnologías… eso no se puede pensar desde una regidoría limitada, sino desde una regidoría que mire el todo. Para ello, planteamos esa agencia público-privada que impulse esa gran revolución en cuanto a la manera de pensar. Antes lo hemos hablado, las rondas son imprescindibles, también lo son las entradas y salidas de la ciudad, los polígonos industriales son imprescindibles, la formación de los trabajadores es imprescindible. Pero, sobre todo, es una gran apuesta de ciudad. El equipo de gente preparada que sepa buscar el dinero fuera es imprescindible ¿Sólo desde lo público? Creo que no. Esa es la gran revolución mental que antes planteaba. Necesitamos la mano del empresariado y la mano de la Universidad en esa agencia público-privada.

¿Cuántos concejales aspiran sacar en estas elecciones?
No tengo ni idea y si alguien la tiene que me lo diga. Aspiro a ser la alcaldesa de la ciudad. Me presento para eso. Nunca he tenido tan claro que puedo hacerlo bien. Siempre he tenido claro que me volcaría y que tengo voluntad de servicio, pero el haber estado en el gobierno me dado la experiencia de decir que estoy capacitada para ser una buena alcaldesa de la ciudad, poniendo todo lo que sé, todo lo que he aprendido. Aunque yo estaré contenta con lo que diga la ciudadanía.

¿A luz de su experiencia en el gobierno cuadripartito con qué fuerzas estarían dispuestas a pactar y con cuáles no pactarían nunca?
No voy a pactar con los extremos de ningún lado.

¿A qué extremos se refiere?
A la gente extremista que se cree con la verdad absoluta y que no es capaz de ceder en nada, en los dos lados. Creo que esos extremos de verdades absolutas no son buenos para la ciudad. Está claro que no voy a pactar nunca con la derecha, jamás. He aprendido en estos cuatro años que la confrontación continua, el no ver la gran diversidad que es la ciudad, no es bueno.

Hoy en día la diversidad cultural está en el ámbito de la lengua. No ver esa diversidad nos lleva a no crecer. Sabadell es plural, por suerte. Tiene que haber esa composición de esa diversidad en el Ayuntamiento. No puede haber solamente una visión de la vida, por eso existe 100% Sabadell. He aprendido que no hay una sola visión, con una sola visión no iremos a ningún sitio. Quiero todas las visiones, pero no extremistas. Eso es lo que somos y hemos intentado reflejar en la candidatura. En 100% Sabadell está la visión independentista y la no independentista también; pero extremos, no. Y mirarnos por encima del hombro, no.

Fotos: David B.