Foto portada: Juan Guil. Autor: David B.

‘Acuerdo PSOE-Unidos Podemos; la esperanza’, por Juan Guil

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Juan Guil

El acuerdo PSOE-Unidos Podemos es una gran noticia para la clase trabajadora y capas populares, un compromiso entre dos fuerzas políticas que genera esperanzas de cambio posible y real, un acuerdo programático que va más allá del momento actual supone que dos fuerzas inician un camino que abre posibilidades de cambiar las políticas impuestas por el PP y Ciudadanos, que tanto daño están haciendo a la mayoría de la sociedad.

El acuerdo aborda y da respuestas a los problemas más importantes que padecemos, como derogar lo más negativo de la reforma laboral del PP, la lucha contra el empleo precario y los falsos autónomos, la subida del salario mínimo a 900 euros (163 euros más mensuales), recursos para la ley de dependencia, recuperación del subsidio para parados mayores de 52 años, una ley para proteger el IPC de las pensiones, subida de impuestos a los más ricos, medidas para luchar contra el fraude fiscal y otras mejoras recogidas en el acuerdo.

La derecha lo boicoteará, tiene mecanismos para hacerlo a través del control de la mesa del Parlamento y la mayoría del Senado. Este acuerdo supone una alternativa a las políticas aplicadas por PP y Ciudadanos, su aplicación supondrá un cambio que mejora la situación de la mayoría de la sociedad, que padece las consecuencias de estas políticas, y lo más importante: construir una alianza entre las fuerzas progresistas, frente a una derecha reaccionaria, fiel servidora de los intereses del gran capital.

Este acuerdo necesita el apoyo de la inmensa mayoría de la sociedad, clase trabajadora, clases populares, autónomos y pequeños empresarios, para la mayoría de ellos la estabilidad económica depende del poder adquisitivo de la ciudadanía. El acuerdo supone crecimiento de la economía al poner más recursos para reactivar el consumo. Tenemos que defender este acuerdo, por nuestro presente y nuestro futuro, para reconstruir el estado de bienestar, avanzar hacia una sociedad más justa, donde las personas tengan asegurados ingresos mínimos para vivir dignamente.

En el acuerdo está incluido abordar la situación de Catalunya, lamentablemente las fuerzas independentistas anuncian su posición contraria a apoyar el acuerdo que se concretará en el trámite parlamentario de los presupuestos de 2019. Sería la primera vez que ERC no diera apoyo en el Parlamento a medidas que dan respuesta a las necesidades de quienes sufren las políticas de austeridad y recortes. Si toman esa decisión podría llevar a la convocatoria de elecciones generales, impidiendo, junto a PP y Ciudadanos, que este acuerdo pueda desarrollarse, lo que también perjudicaría a Catalunya, al ser de las más beneficiadas en el presupuesto.

El acuerdo abre un camino, pero tendrá dificultades, las grandes empresas y grupos económicos del Ibex-35 presionarán al PSOE para que las medidas que perjudican sus intereses (fraude en la contratación, subida de salarios, impuestos, fraude fiscal, pensiones) no se aprueben o se aplique parcialmente.

Para contrarrestar esta realidad, causa principal de los giros neoliberales y  abandono de la socialdemocracia por parte del PSOE en sus etapas anteriores, es necesario continuar las movilizaciones, de pensionistas y sindicatos, es necesario defender este acuerdo en la calle y los centros de trabajo, llegar a trabajadores,  trabajadoras desempleados, juventud y pensionistas, para que lo conozcan y  lo apoyen con su participación en movilizaciones, resulta imprescindible para asegurar  presente y  futuro. Explicando que PP y Ciudadanos son los responsables de nuestra situación, partidos que ya están en campaña contra el acuerdo.