Cimera Dret a Decidir

Opinión de Francesc de la Torre: ‘Sobran políticos y faltan políticas’

Ante todo que nadie me malinterprete y entienda esta opinión como un ataque frontal a la clase política, ni mucho menos, ni a la labor que la mayoría de los políticos vienen desempeñando. No todos son iguales ni merecen el mismo trato ni valoración.

Ahora bien, si me tengo que referir a los actuales ejecutivos español y catalán tras los últimos “no acontecimientos” no me queda otra que expresar mi repulsa y enfado ante tanta instantánea y tan poco movimiento.

La política moderna se ha acuñado una célebre máxima que dice que No news are good news (No hay noticias igual a buenas noticias). Pues bien, en este país cada día sobran más noticias, por peores, cuando éstas están relacionadas con algunos políticos, y faltan políticas, POLÍTICA en mayúscula, en definitiva.

El pasado lunes los catalanes, la gran mayoría, ni nos sorprendimos ni nos echamos las manos a la cabeza cuando tras la nueva cumbre anunciada, de forma urgente para más inri, y cómo no por el derecho a decidir, no deparó más que una nueva foto del creciente aislamiento de CiU junto a sus socios de ERC y poco más. Ninguna hoja de ruta que aclare nada nuevo en concreto, ninguna solución, aunque sea sólo un gesto más allá de la gesticulación ante la crisis, nada de nada, otra foto y poco más.

El problema radica en que las fotos, o al menos hasta hace poco tiempo, solían hacerse para retratar grandes momentos y celebraciones. Aún estoy esperando que alguien me explique qué tenemos que celebrar del pasado lunes y lo que es peor, que cada vez las cumbres son menos cumbres y las fotos menos relevantes, ya se sabe que la repetición hace que, al final, todo quede relegado a un segundo plano y pierda interés.

Llegados a este punto y tras lo que desde este foro vengo reclamando últimamente, insisto en que el tiempo se agota al mismo ritmo que aumentan las necesidades y la pobreza. Desde el primer minuto, el ejecutivo catalán sabe que su viaje no es más que una travesía en el tiempo sin un final y tempos claros. Y repito lo que también dije en su momento, que Cataluña y los catalanes deben expresar libremente su opinión y estamos, sin duda, en nuestro derecho a decidir, pero otro de nuestros derechos ineludibles, y que ha quedado relegado en un más que secundario plano es el de tener nuevas oportunidades para trabajar, un mínimo de calidad con el que educar a nuestros hijos y garantías para enfrentarnos a cualquier tipo de enfermedad.

No queremos más fotos ni tanta solemnidad vacuas, queremos soluciones con contenido, llenas de buenas intenciones en aras a compaginar tanto una cosa como la otra. No son incompatibles.

Haría bien el Govern y el President Mas en afinar sus oídos para escuchar hoy “La veu del poble”. Lo que en septiembre fue para sus tímpanos música celestial hoy se está convirtiendo en ruido y abucheo. Es igual que los medios, en este caso la mayoría, se empecinen por ocultarlo, el desencanto es reinante y la impaciencia aún mayor.

Por suerte siempre nos queda la POLÍTICA y el tiempo, el verdadero árbitro ante tanto engaño y tanto despropósito. Demos pues, con la poca paciencia que todavía nos queda, un poco más de tiempo… al tiempo.

Foto portada: Los asistentes a la cumbre por el derecho a decidir, camino del encuentro. Autor: Generalitat.