Celebración del primer gol del C.E.Sabadell contra el Guadalajara

El Sabadell rescata un punto en el tiempo de descuento gracias a Florián

Los de Lluís Carreras sufrieron para conseguir rascar algo en el partido de este sábado contra el Guadalajara. Florián en el tiempo de descuento puso justicia en el marcador de la Nova Creu Alta después que el equipo visitante se pusiera dos veces por delante en el marcador. De Navas se disfraza de nuevo de santo y para un penalti con 1-2 en el marcador que hubiese sido la sentencia al partido.

Partido competido en la Nova Creu Alta entre el Sabadell y el Guadalajara. Los arlequinados venían de sacar un valioso punto la semana pasada en campo del Recreativo de Huelva y se presentaban a este partido 9 puntos por encima del descenso. Olmo y Redondo, dos titulares en defensa, eran baja por lesión y su puesto lo ocuparon el capitán Agustín y Ramírez. Por su parte, el equipo manchego, 17º en la tabla, recuperaba a su capitán en defensa Jorge, pero perdía por sanción a Jony y Antonio Moreno. Precisamente, este último jugador, Moreno, era esperado con ansia por la hinchada arlequinada ya que en la ida propinó insultos racistas a Juvenal.

Carreras puso de titulares a De Navas, Lao, Pablo Ruiz, Agustín, Ramírez, Juanjo, Hidalgo, Arteaga, Ezequiel, Lanzarote y Baha, con el clásico 1-4-3-3.  El Sabadell ejerció de buen anfitrión y recibió al cuadro naranja del Guadalajara con dos ocasiones claras en los primeros cinco minutos. Hidalgo primero en el minuto 3 desde la frontal y Ezequiel, después, en el 5 desde la banda, pusieron el susto en el cuerpo del guardameta caracense Saizar.

Agustín, jugador del C.E.Sabadell
Agustín, en un lance del encuentro. Autor: Pedro Salado /C.E.Sabadell

Pasaban los minutos y los arlequinados tenían el dominio del balón, haciendo ese juego combinativo que tantos éxitos ha dado hasta el momento, pero sin llegar con claridad a la portería contraria. El Guadalajara también se sentía cómodo, adaptado al juego del Sabadell y saliendo a la contra, aproximándose poco a poco a la portería de De Navas. No fue hasta el minuto 27 que el cuadro visitante casi marca gol, con una más que dudosa salida del portero local. Era el preludio al gol. 11 minutos después de esa ocasión, Aníbal se lleva el balón tirándose al suelo en el área sabadellense, con unas posibles manos, y bate con un derechazo a De Navas. 0-1 con la ley del mínimo esfuerzo. Suerte que Hidalgo, justo antes del descanso, cabeceó un centro de Ezequiel para poner el 1-1 en el luminoso.

Dominio sin definición

El Sabadell dominaba pero no llegaba con demasiada claridad. Carreras movió ficha. Florián entra en la media parte por Baha, ¿para evitar una más que posible pitada de la parroquia arlequinada hacia el franco-marroquí? Seguramente, porque Carreras en la posterior rueda de prensa insistió una semana más en que la afición debe apoyar a sus jugadores. Sinceramente si el público le pita será por algo. Volviendo al partido, la segunda parte más de lo mismo, dominar y dominar pero sin finalizar. Agustín tuvo en su cabeza el empate en el 7, pero bajo palos y, al parecer por las escasas protestas del público, con la cabeza y no con la mano, salva un defensa visitante. Pero si perdonas lo pagas, y un desajuste defensivo propició el gol en el 13 de Edgar Badia, subiendo el 1-2 al marcador.

De Navas para un penalti

El punto de inflexión llegó 5 minutos después del gol del Guadalajara, cuando Agustín hace un penalti claro sobre Aníbal y aparece el de siempre, el que nunca falla, SAN DAVID DE NAVAS, en mayúsculas porque se lo merece. Detiene el penalti y reactiva a su equipo tocado moralmente por el resultado adverso. A partir de ese momento el Sabadell empieza dominar territorialmente, a vivir en el campo contrario, y más con la expulsión a falta de un cuarto de hora para el final del autor del segundo gol manchego, Edgar Badia, por un codazo en un salto a Agustín.

El tiempo pasaba y la afición se desesperaba. Veía que su equipo tenía el balón pero no sabía bien bien que hacer con él ante el cerrojazo total del equipo visitante. Pero cuando más de uno se iba a casa, en el 92, aparece Agustín en posiciones de delantero centro, mete un pase entre líneas brutal a Lanzarote que envía el balón al palo y Florián, a boca de gol, hace estallar el éxtasis en la Nova Creu Alta.

Un punto más camino de la permanencia

2 a 2, empate sufrido de los arlequinados que los reafirma en la zona media tranquila de la tabla y acerca cada vez más el objetivo marcado a principio de temporada como el de mantenerse en Segunda A. En la rueda de prensa posterior al partido, Carreras declaró:

“El premio final del empate ha sido merecido y justo. Debemos mejorar la agresividad en defensa pero seguimos siendo optimistas de cara al futuro”.

También comentó que Pablo Ruiz, substituido a la media hora de partido fue por precaución y se confía que llegue al partido de la próxima semana en un campo complicado, como El Collao de Alcoyano, que también está necesitado de puntos y que promete ser un duelo vibrante el sábado a las 18:00. La duda para el partido es si Carreras sacará de titular una vez más a Baha en punta u optará por Florián. El gol del francés y el bajo nivel de forma del franco-marroquí hace que el técnico se lo piense, y más cuando Baha no hace ni el intento de celebrar el gol de Hidalgo, el 1-1, agachando la cabeza, andando pensativo hacia el centro del campo y rechazando la invitación de un compañero a celebrar el gol.

Lluis Carreras
Carreras dedicó el partido al presidente Besonias, fallecido el sábado. Foto: C.E.Sabadell

Por otro lado, Carreras dedicó el partido al expresidente del Sabadell, Alfred Besonias, fallecido el sábado. Dedicamos el partido a Alfred Besonias y a su familia. Lo hacemos por el honor al Sabadell que él tenía”, comentó. Besonias fue el último presidente arlequinado en Primera División y dirigió la entidad durante cuatro temporades, entre 1987 y 1991.