Joan Garcia, portaveu de Ciutadans a Sabadell. Autor: David B.

Joan García González (Ciutadans): “el voto progresista no nacionalista, de regeneración, solo lo aporta Ciutadans”

EL CANDIDATO

40 años de edad, licenciado por la UAB en Geografía y máster en nuevas tecnologías de la información geográfica. Trabaja como jefe de proyectos en una empresa de comunicaciones en Barcelona y reside en el barrio de Gràcia. Está casado y sin hijos.

¿De dónde procede su vocación política? ¿Cuándo empezó a militar en C’s?
Mi vocación política viene de hace muchos años. Me afilié a Ciutadans en el 2006 motivado por el Manifiesto de los intelectuales del 2005 que se presentó en el Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y porque creía que había la falta de un espacio de centro-izquierda no nacionalista. Primero participé en la asociación de Ciutadans y fui muy activo en la fundación del partido donde asistí al congreso fundacional. Prácticamente desde el primer día fui coordinador de la agrupación de Sabadell.

Para combatir la corrupción C’s propone diversas medidas, entre ellas la limitación a un año del nombramiento de funcionarios como interinos. Respecto a los cargos de confianza ¿cuántos nombraría si accediese a la alcaldía de Sabadell?
El número de cargos de confianza tiene que tender a cero. La mayoría de puestos con funciones gerenciales y de dirección de áreas pueden ser ocupados por funcionarios de carrera o cómo mínimo deberían ser cubiertos con concursos transparentes y abiertos. Tal vez cargos muy específicos como la secretaría del alcalde deban ser cargos de confianza por la confidencialidad que exige su empleo.

C’s propone la sustitución de los consejos de distrito por los consejos de barrio. ¿Cuántos consejos de barrio proponen? ¿Qué competencias tendrían?
En primer lugar habría de hacerse un estudio y sentar a diferentes entidades de la ciudad para definir un mapa de barrios correcto, adecuado y funcional. No creo que nadie tenga que imponer un mapa concreto. Está claro que el consejo de barrio no debería ser dirigido por ningún concejal. No podría precisar su número, pero todos tenemos en la mente a barrios históricos de la ciudad y creo que sería muy fácil llegar a ese acuerdo. Entre sus competencias, como mínimo, tendrían que poder hacer propuestas al pleno a través de unos mecanismos que habrían de definirse en el Reglamento Orgánico Municipal (ROM).

También plantean que se puedan elevar mociones al pleno si “un grupo de ciudadanos lo suficientemente representativo así lo solicite”. ¿Podría concentrar en qué se cifraría esta representatividad?
Para empezar deberíamos definir para qué ámbitos. Si se trata de preguntas, propuestas, mociones o declaraciones. Debería tratarse de colectivos lo suficientemente significativos y no sólo de una sola zona de la ciudad y trabajar con los consejos de barrio para que exista una cierta representatividad de los diferentes barrios. Por ejemplo, en la creación de un nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) no valdría la participación de una serie de vecinos de un barrio. El detalle de todas estas cuestiones tendría que salir del Plan Estratégico de ciudad que defendemos en nuestro programa y con la participación de las entidades y mesas sectoriales que se vayan conformando y que nos lleven a un documento final que podamos aprobar.

¿Qué competencias autonómicas deberían ser transferidas a los ayuntamientos?
Más que competencias deberían transferirse recursos. Muchas competencias ya se están ejerciendo, en algunos casos mal como en ciertos aspectos sociales. Por ejemplo, la educación de 0 a 3 años la están ejerciendo los ayuntamientos y deberían ser transferidas a los municipios pero junto con los recursos económicos para desempeñarlas. También en otros ámbitos, como la seguridad, se trataría que la Generalitat ejerciera efectivamente sus competencias.

El caso Mercurio ha provocado una grave crisis de confianza en los políticos ¿Cuáles han sido los efectos para la ciudad? ¿Hubieran apoyado una moción de censura cuando estalló el caso?
El primer efecto ha sido de desconfianza. También ha evidenciado la falta de calidad democrática en la ciudad y ha mostrado que Sabadell no es diferente al resto de Catalunya y España. En Sabadell hemos visto casos de corrupción en todas las administraciones que nos gobiernan. Por otro lado, ha provocado una parálisis de la administración y el gobierno municipal ha estado sin trabajar casi dos años. Nosotros, en aquel momento, hubiéramos apoyado una moción de censura.

C’s plantea la limitación a dos mandatos de los alcaldes. ¿Esta limitación se haría extensiva a los concejales tanto de gobierno como de la oposición?
Sería solamente aplicable a los cargos que tuvieran responsabilidades de gobierno.

¿Renunciarán los eventuales concejales electos de C’s a las dietas?
Los sueldos de los cargos públicos deben ser dignos, pero sin cobrar ninguna dieta que deben estar incluidas dentro de su remuneración. Ahora bien, rechazamos cierta demagogia respecto a la rebaja del 20 ó 30 por ciento de los salarios de los cargos públicos.

Su formación plantea una batería de medidas para asegurar la transparencia tanto del equipo de gobierno como de los grupos municipales. ¿Cuáles serían las primeras medidas que adoptaría en este sentido?
Primero publicar nuestros bienes, pero hacerlo de forma efectiva. Ya sé que están publicados en la web municipal, pero he hecho el ejercicio de buscarlos y cuesta. Además, cuando llegas, no todos han publicado todos sus datos. La ley obliga a los cargos electos dar estos datos a la secretaría del ayuntamiento pero no a publicarlos. Por tanto, haríamos una declaración pública y accesible. Por otro lado, es necesario elaborar un código ético, que nosotros en Sabadell llamamos pacto anticorrupción, que formaría parte del Plan Estratégico como una de sus mesas sectoriales y que debería estar redactado en seis meses.

C’s plantea una serie de propuestas para mejorar la gestión municipal y el servicio a la ciudadanía, entre ellos una carta de servicios. ¿Qué actos administrativos incluiría ésta?
En primer lugar debería realizarse una auditoría de procesos interna. En estos años la estructura de la administración se ha ido cargando de grasa y no de músculo. De esa auditoría tienen que aparecer una serie de prioridades y una carta de servicios. Esto en la empresa privada se llama SLA donde se establecen los plazos para la recepción de determinados documentos. De esta forma se podría visualizar la eficacia administrativa.

DSC_4638

¿Cómo se concretaría su propuesta de impulsar los presupuestos participativos?
Se harían a través de los consejos de barrio, dependiendo de las propuestas sectoriales a las que nos remitamos. Somos partidarios de utilizar más la consulta ciudadana para proyectos muy concretos como, por ejemplo, el soterrament de los FCG en Can Feu y Gràcia donde es necesaria la participación de los ciudadanos. Muchos proyectos deberían ser validados por la ciudadanía. Tras una fase previa en que la administración dé publicidad de forma activa, los consejos de barrio afectados realizarían sus modificaciones, mejoras o propuestas. La experiencia nos dice que la participación ciudadana mejora los proyectos y evitando problemas como ocurrió con Sabadell Cruïlla.

¿C’s propone una reforma del Reglament per a l’ús de la llengua catalana a l’Ajuntament para garantizar el derecho a recibir información en las dos lenguas oficiales. ¿Cómo se concretaría esta reforma? ¿Se enviaría un cuestionario a la ciudadanía preguntando en qué idioma desea ser informado? ¿Qué incidencia tendría en Ràdio Sabadell?
La reforma va en dos líneas. Una, eliminar el citado reglamento pues no consideramos necesario un reglamento de usos lingüísticos ni del catalán ni del castellano, dando libertad a la administración para utilizarlas según el marco legal estatal o autonómico. Esto supondría en Ràdio Sabadell que los periodistas puedan redactar las noticias en el idioma que consideren adecuado. La segunda, va en el sentido de modificarlo para que no exista una lengua de uso preferente, y elaborar un reglamento del uso de las lenguas. Nosotros queremos equipar los dos idiomas porque consideramos que la administración tiene que ser un reflejo de la sociedad. Y si la sociedad, donde no hay ningún problema de convivencia y eso lo quiero dejar claro, entre catalán y castellano, no entendemos porque la administración debe tener una lengua de preferencia cuando los ciudadanos de Sabadell no la tienen, sino que las usan de forma indistinta. Es una reforma muy sencilla que se adapta a la realidad.

 ¿Qué entienden por la no utilización partidista del espacio público? ¿Podría ponerme algunos ejemplos? ¿Afectaría a las estelades que ondean en muchos balcones?
El balcón de una vivienda no es un espacio público, sino privado y donde cada uno puede colgar lo que quiera. A mí no me molestan para nada las estelades como si quieren colgar la bandera pirata, una española o de la República, mientras no supongan un atentado a la moral democrática y a los valores humanos. Nosotros nos referimos a los espacios de convivencia públicos donde o no debe haber ninguna bandera o si las hay deben ser las que recoge la Constitución: la de Sabadell, la catalana, la española y la europea.

¿En qué número cuantificaría el parque de viviendas públicas y sociales para paliar la situación de desamparo de muchas familias de la ciudad?
En primer lugar debemos tener en cuenta que se trata de una competencia de la Generalitat que debería ser transferida a los Ayuntamientos. Existen cierto número de viviendas públicas, como las de los maestros, que deberían rehabilitarse. Creemos que la regidora Marta Farrés ha hecho un trabajo correcto, aunque lento.  Nosotros seguiríamos en esta misma línea. Ha de ser la administración la que se encargue de la gestión del parque de viviendas para hacer que se cumpla uno de los artículos de la Constitución.

¿Qué opina de las ocupaciones de bloques de viviendas de la PAHC?
No podemos criticar esas acciones que se producen por la falta de actuación de la administración y cuando la PAHC se dedica a cubrir aquello que la administración no llega a cubrir. Pero creemos que la gestión, a corto y medio plazo, debería dejar de hacerla la PAHC y asumirla la administración. Me preocupa que la PAHC acabe politizándose y convirtiéndose en un lobby político más y deje de ser neutral.

¿Cómo piensa convencer a las entidades financieras para que aporten viviendas al parque de viviendas sociales? ¿A través de sanciones, de bonificaciones, apelando a su buena fe…?
A través de acciones económicas, evidentemente. Y estamos de acuerdo con algunas iniciativas que se han tomado desde el Ayuntamiento. Es un problema que debería tender a desaparecer en cuanto mejore el nivel económico de las familias.

¿En qué consiste su Plan de Emergencia Social para paliar la situación de pobreza alimentaria, habitacional y energética de muchas familias de Sabadell?
Estas propuestas deberían surgir el Plan Estratégico. Primero deberíamos sentar a las entidades que están trabajando en el sector. Tal vez deberíamos plantearnos si, además del Rebost Solidari que funciona muy bien, es necesario crear un comedor nocturno o mantener abiertos los comedores escolares en verano. Se trata de medidas de emergencia y buscar lugares, plazas, camas… facilitando la labor de entidades que se encargan de esto. Pero antes debemos conocer realmente bien los problemas y a partir de ahí incrementar los recursos.

C’s plantea la homologación de la ratio europea de Policía Municipal por habitante. ¿Esto qué incremento supondría de la plantilla?
Yo iría más allá. Creo que se ha de cambiar la estructura de la Policía Municipal. La ratio está sobre la media. El problema está en que muchos agentes no están dedicados directamente a la seguridad de cercanía o policía de barrio. Hemos de hablar claro, para cambiar la estructura deben cambiarse las personas que están dirigiendo la policía. Hay que hacer un cambio estructural del organigrama y, a partir de ahí, eliminar una serie de unidades que ejercen unas funciones que ya realizan los Mossos d’Esquadra. Sólo cuando se tomen estas decisiones podremos tener los suficientes efectivos para tener una policía barrio.

En su programa mencionan que hay barrios que necesitan lo que ustedes denominan “vigilancia permanente”¿ A qué barrios se refiere?
Uno sería Can Puiggener y otro la Planada [la Plana del Pintor]. Aunque somos conscientes que la realidad va cambiando y que la policía ha de ser flexible y adaptarse a las circunstancias. Que exista más policía tampoco supone que vayan a solucionarse los problemas de seguridad, pero la policía de barrio tiene la ventaja de convivir y conocer el tejido social y dar a la ciudadanía la confianza para acudir a ella.

El ayuntamiento de Sabadell atraviesa por una delicada situación financiera. Ustedes proponen, como en Alemania, la participación de las administraciones locales en el 15 por ciento del IRPF y del 2 por ciento del IVA. ¿Esto sería suficiente para enjugar el déficit endémico de los ayuntamientos? ¿Propondría otras medidas adicionales?
Serían suficientes si, además, las competencias que está asumiendo el Ayuntamiento están correctamente financiadas o se traspasan. Esa combinación permitiría financiarnos suficientemente y determinar el catálogo de competencias que deje claro donde acaban y empiezan las competencias de cada administración. Lo que no puede ser es la dejación de competencias en cascada del Estado central, a las administraciones autonómicas y a los ayuntamientos.

¿Son ustedes partidarios de subir, bajar o congelar los impuestos municipales?
Defendemos la reducción de la tasa de residuos y la congelación del IBI aplicando siempre un ponderador social. Podríamos trabajar para, gradualmente, eliminar la tasa de residuos.

¿Cree que la presión fiscal es excesiva en Sabadell?
Sí.

¿Cómo se compagina el incremento del gasto social con la disminución de la presión fiscal?
Con la mejora de la financiación que le he indicado, la delimitación de competencias entre administraciones y con la mejora de la situación económica general que comportará una reducción de las necesidades sociales.

¿El Plan de Urbanismo de 1993 está agotado y que debe elaborarse uno nuevo?
Se ha de elaborar un nuevo POUM. Después de la crisis económica y de calidad democrática la ciudad también ha sufrido bastante territorialmente. Sabadell antes de la crisis había conseguido ciertos equilibrios, la crisis ha vuelto a desequilibrarla y volviéndose a la dicotomía entre centro y periferia. Tenemos que reequilibrar la ciudad y para ello necesitamos una nueva herramienta y sin un nuevo POUM no podremos hacerlo. Si queremos reindustrializar la ciudad no podemos estar recalificando suelo. Aquí tengo que observar que si uno analiza las cifras será muy difícil reindustrializar Sabadell con un suelo industrial prácticamente agotado. Defendemos la reindustrialización de la ciudad pero complementándola con otras fórmulas.

¿Es necesaria la construcción del Quart Cinturó?
Sí. Porque mejoraría la movilidad interna y permitiría repensar ciertos ejes de la ciudad como la Gran Vía o el eje de la Rambla Iberia, Ronda Ponent que enlaza con el eje de la Avenida Matadepera. El Quart Cinturó y las rondas por construir como la Este y la Sur podrían solventar estos problemas. También mejoraría la accesibilidad externa a la ciudad y hacerla más atractiva cara a posibles inversores o para definir nuestro modelo económico futuro.

DSC_4670

¿Es partidario de trasladar los locales de ocio de la Zona Hermètica a Sant Pau de Riusec?
Este traslado ha dejado de tener sentido. Soy partidario de un plan de mejora urbana de la Zona Hermètica que la reconvierta, pero no radicalmente sino en un lugar de ocio e iniciativas culturales que ahora se denominan iniciativas emergentes. En esta zona ahora hay desde escuelas de baile a teatros alternativos, locales de ensayo… Todo esto debería poder formar parte de un plan de mejora urbana. El ocio no tiene porque irse a Sant Pau de Riusec, pues una ciudad de 200.000 habitantes necesita tener una oferta de ocio y esta puede continuar en la Zona Hermètica. Y se lo dice alguien que vive allí.

Da la impresión que Sabadell se encuentra en una encrucijada histórica y parece un personaje en busca de un autor y con severas incertidumbres sobre de modelo sobre su futuro. ¿Su propuesta de Plan Estratégico va orientada a resolver esta cuestión?
El Plan Estratégico quiere responder a la pregunta ¿qué queremos hacer con Sabadell? Es algo que se pregunta mucha gente. Yo pienso que tenemos que adjetivar la ciudad. Tenemos un sustantivo que es Sabadell pero hay que adjetivarlo. Ese adjetivo será el que en el siglo XXI nos dará la capacidad para poder competir con otras ciudades de la red de ciudades medias de España. Pero para adjetivarla tenemos que sentarnos, parar, definir que tenemos ahora y ver hacia dónde vamos. Y para ello tenemos que implicar a la ciudadanía, a ese ciudadano de a pie que tiene diez minutos al día para pensar en la ciudad.

¿Cuántos concejales esperaran obtener en estas elecciones?
Queremos ser muy decisivos en la ciudad. Nosotros salimos a intentar ganar las elecciones. En la situación en la que nos encontramos nuestro proyecto debería poder ganar. El voto progresista no nacionalista, de regeneración, solo lo aporta Ciutadans. Este perfil creemos que sigue siendo mayoritario en Sabadell, aunque todo dependerá mucho de la participación de algunas zonas y distritos de la ciudad. No creo en las quinielas electorales, pero creo que tendremos un buen resultado.

¿Si obtuviesen representación municipal con qué formaciones buscarían pactos para garantizar la gobernabilidad de la ciudad?
Nuestras líneas rojas son las de nuestro programa. Si no ganamos las elecciones no vamos a formar parte de ningún pacto de gobierno, ni vamos a gobernar con nadie en coalición. Solo si ganásemos nos plantearíamos formar gobierno y acudiríamos a hablar con otras fuerzas, haciendo exactamente lo mismo: poniendo nuestro programa sobre la mesa. Aquellas formaciones que asuman partes importantes de nuestro programa podrían formar una coalición con nosotros, si no estaremos en la oposición. Ahora bien, la gobernabilidad, que es otra cosa, sí que la vamos a garantizar. Una cosa es la investidura y otra la gobernabilidad. Por ejemplo, si alguien nos propone un nuevo POUM sí que nos sentaríamos a hablar con ellos. Nos da igual que sea el PSC, CiU o ERC. Para temas de ciudad, que no tienen que ver con algunas líneas rojas supramunicipales, nos sentaremos a hablar con todos.

En el caso que el voto de C’s sea necesario para la investidura de algún candidato. ¿Tienen unas líneas rojas respecto a partidos a los que nunca les darían su voto?
Después del pacto la ANC con CiU, ERC y la Crida se han cerrado las puertas. De manera que no facilitaremos la alcaldía de ninguna de estas tres fuerzas.

¿Si usted fuera elegido alcalde cuales sería las primeras medidas que emprendería?
Bueno, lo primero sería formar gobierno que no sería fácil. Luego comenzaría a trabajar en el Plan Estratégico hablando con las entidades y la ciudadanía y definiendo quién va a coordinar este Plan Estratégico que no debería hacerlo ningún partido, ni siquiera el partido del gobierno. Deberían formar parte todos los partidos que quisieran participar de esta obra. Dentro de esto el primer plan importante sería el de Emergencia Social que, por muchos motivos, es el más prioritario.

Este viernes entrevista al jefe de lista de Esquerra Republicana de Catalunya, Juli Fernàndez.

Fotos: David B.