Protesta PAH Banco Santander

Se encadenan en el Banco Santander para exigir la dación en pago

  • Activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se encadenan en la oficina de la Rambla del Santander.

  • La familia lleva un mes en la puerta exigiendo una negociación a su caso personal.

Tres personas se han encadenado esta mañana en la oficina del Banco Santander de la Rambla. Lo hacen para pedir la dación en pago para Vicente y su mujer, una familia que lleva casi un mes en la puerta del banco pidiendo un nuevo rumbo en su negociación.

Alrededor de un centenar de personas de la PAH de Sabadell han dado apoyo a la movilización, así como un grupo de iaioflautas. Los manifestantes han parado el quehacer habitual de la oficina. También han leído un manifiesto explicando el caso del matrimonio afectado.

Vicente y Conchi

Como ya explicamos en un artículo anterior, Vicente y Conchi tenían un pequeño pisos y compraron una segunda vivienda. Según cuentan, aconsejados por el banco no vendieron el primer piso. Un año más adelante, se quedaron atrapados en la explosión de la burbuja inmobiliaria. No pudieron hacer frente a las cuotas de las dos viviendas. Ahora quieren la dación en pago. “Sólo queremos empezar de cero”, explica Vicente a iSabadell. Por tanto, a diferencia de otros afectados, no quieren un alquiler social sino zanjar sus deudas con la entrega de llaves.

120712-Protesta-2
Un momento de la protesta de este jueves. Foto: David B.

Conchi y Vicente también regentan un pequeño comercio en el Centro. Según asegura la familia y el portavoz de la PAH, Oriol Sorolla, las negociaciones con el Banco Santander no dan frutos. Vicente señaló hace unos días a iSabadell que el banco solo les ofrecía refinanciar su deuda. Un extremo al que asegura no está dispuestos llegar.

Vicente y Conchi, matrimonio afectado por la hipoteca. Foto: J.d.A.

Esta entidad es una de las más inflexibles a la hora de negociar daciones en pago. De hecho, según la PAH, es una de las pocas entidades que ni siquiera se han sentado en la mesa con el ayuntamiento para buscar soluciones a los impagos de hipotecas.