DC3 Aeropuerto Sabadell

Llega a Sabadell una leyenda de la aviación

  • El avión estaba abandonado en Barajas desde 1974.

  • Para su traslado se necesitaron dos trailers.

Su aspecto es lamentable y requerirá cientos de horas de trabajo para que al menos alcance una imagen digna y presentable. Pero conserva gran parte de la elegancia que lo encumbró como uno de los aviones más vistosos y famosos de la aviación. Se trata del Douglas DC-3 que llegó desmontado en dos camiones trailer a mediados de enero al Aeropuerto de Sabadell.

Este avión se encontraba en total abandono en el Aeropuerto de Madrid – Barajas desde 1974, cuando dejó de volarlo la empresa Aeroflete al quebrar. Al quedar sin propietario pasó a Aena Aeropuertos, que acordó donarlo en abril de 2010 a la Fundació Parc Aeronàutic de Catalunya (FPAC), que tiene su sede en la instalación local y que proyecta construir el futuro Museu Aeronàutic de Catalunya.

La operación de traslado a Sabadell requirió un notable esfuerzo. Varios miembros de FPAC se trasladaron a Barajas para proceder a retirarlo del lugar en el que estaba, desmontarlo y cargarlo en los camiones. En estas labores se contó con la ayuda de mecánicos de Iberia y de EADS-CASA, así como la colaboración de Aena.

Tras ser descargado en Sabadell de los camiones, el fuselaje se ensambló a la parte central de las alas, donde tiene el tren de aterrizaje y la bancada de los motores. Hace pocos días los mecánicos de FPAC reanudaron los trabajos y le acoplaron las alas, con lo cual ya ha recuperado la configuración que tenía cuando estaba en Barajas.

En este vídeo se puede contemplar su actual estado. Curiosamente, se encuentra junto a otro gran avión de FPAC, un Antonov An-2 que sí está en vuelo y que pertenece a la fundación. La previsión es que, en la medida de los recursos económicos, FPAC trabaje en mejorar su imagen y reconstruirlo. Los responsables ya han empezado a elaborar un proyecto de restauración.

El DC-3 voló por primera vez en 1935 y su diseño supuso una auténtica revolución en el transporte aéreo de pasajeros, pues posibilitó que se empezase a generalizar el uso del avión como medio de transporte, a pesar de que sólo podía llevar entre 21 y 28 pasajeros.

Usado como avión militar en la Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial muchos de los que estaban en vuelo se reconvirtieron para usos militares, principalmente transporte de tropas y lanzamiento de paracaidistas. En Estados Unidos se construyeron 11.000 unidades, pero también se hicieron miles de ejemplares en otros países con licencia, pues por ejemplo, tuvo su gemelo soviético en el Lisunov Li-2, del que se pusieron en vuelo 5.000 ejemplares.

La historia del DC-3 sabadellense fue intensa. Se fabricó como avión militar en 1944, siendo denominado inicialmente Douglas C-47B Skytrain. Intervino al final de la Segunda Guerra Mundial al servicio de la fuerza aérea del Reino Unido. Después lo adquirió la compañía belga Sabena, que posteriormente lo vendió a la española Spantax. Su último dueño, entre 1968 y 1974, fue Aeroflete. Su matrícula en España fue EC-ASP.

En la actualidad no hay ningún DC-3 en España en vuelo. Y en el resto del mundo posiblemente estén en activo aproximadamente unos 150 ejemplares. Uno de los pocos DC-3 que vuelan en Europa es propiedad de Air France y estuvo en Sabadell los primeros días de octubre de 2009 para participar en la Festa al Cel de Barcelona.