Imagen portada: Titó y El Santo. Autor: MAClaveria.

Falsalarma: “lo de que nadie es profeta en su tierra, en nuestro caso es exacto”

Los sabadellenses Falsalarma presentan Oro y Arena, su sexto disco y su largo más corto hasta la fecha. Entrevistamos a los dos fundadores y MCs del grupo, Titó y El Santo. Los hermanos Ángel y David Navarro. Quedamos con ellos en Les Termes, el barrio donde crecieron, para conversar sobre su nuevo trabajo, su trayectoria en el rap y su vida.

Si nos examináramos de historia del rap español Falsalarma sería uno de los temas que caerían seguro. El grupo fue creado en 1995 y aún siguen en activo. Pasado y presente de la escena. Uno de los grupos más longevos del hip hop estatal, que acumula en su haber varios himnos generacionales como Fieles con lo vivido o Desde mi ventana. Una carrera construida sobre letras comprometidas y pasión por el rap.

Desde La misiva (2002) hasta Dramática (2011) su ritmo de producción fue de un LP cada aproximadamente dos o tres años. Hubo que esperar siete para poder disfrutar de La memoria de mis pasos (2018). Esta vez, poco más de un año después, vuelven con un nuevo álbum: Oro y Arena. Desde 2006 no publicaban disco dos años consecutivos.

¿Os quedaron temas en el tintero? ¿Una buena racha creativa?
Titó (T.) Hay temporadas para todo. No hemos sido nunca un grupo de hacer discos cada poco. Pero debido al parón que tuvimos es como recuperar el tiempo perdido. Además, nuestras vidas ahora son tranquilas como para poder dedicarnos a esto y no tardar tanto de un disco a otro. Y porque apetece.

El Santo (E.S.) Además somos conscientes de que no es muy recomendable tardar. Tiempo atrás, sacabas un disco y estabas dos años de gira con ese disco. Hoy en día es bastante diferente. Tienes que ser constantemente noticia. Si no estás continuamente sacando algún tema inédito o algún vídeo, la cosa se para.

Es vuestro disco más corto. Once temas. ¿A qué se debe?
E.S. Creo que, después de tantos años, hemos aprendido que de un trabajo largo luego sólo son cuatro los temas que tienen videoclip o que han funcionado. El resto de temas también son buenos, pero igual ya no los tocas en conciertos. Se quedan ahí. Reduciendo el número de temas te centras más en que esos diez o once temas sean realmente buenos. Breve pero intenso.

T. Hemos ido al grano. Y también nos hemos adaptado a lo que hay: cuesta digerir un disco tan largo. A día de hoy, un disco tan largo yo igual no me lo tragaría ya. Tendría que ser muy, muy bestia. Incluso si los raperos yanquis a los que yo admiro sacaran un LP de 15 temas, creo que saltaría pistas.

E.S. El típico disco de Wu-Tang Clan en el que vienen cinco vinilos. Te pegas una tarde entera escuchándolo y está guay, pero yo creo que hoy en día todo es más rápido.

Por qué Oro y Arena?
T. Es el todo o nada. El éxito y el fracaso. Es otra manera de decirlo. Nosotros hemos pasado por lo uno y por lo otro. Tanto en lo personal como en la música. Todo el mundo tiene sus más y sus menos. El sentido que le hemos querido dar al disco es: sí, es jodido fracasar; pero gracias a los fracasos se han conseguido muchísimas cosas. No por fracasar ya te tienes que tirar por la ventana. Todo lo contrario. Siempre aprendes algo. Luego hechas la vista atrás y te dices ‘sí, me he pegado muchísimas hostias, pero de ésta he aprendido esto, de esta he sacado esto,…’. Y ese conjunto hace de mi lo que soy a día de hoy.

E.S. Luchamos por lo nuestro, hacemos lo que nos gusta y tiramos para adelante, sin saber si va a funcionar. La cuestión es intentarlo.

Portada y contraportada de ‘Oro y Arena’.

Los dos primeros adelantos de Oro y Arena, Códigos y ‘Juego Sucio, hace meses que están disponibles. Ambos con videoclip. El tercero, Caras Blancas, fue publicado hace unos días, coincidiendo con el anuncio del nuevo elepé.

¿Caras Blancas es una crítica a las redes sociales? Viviríamos mejor sin ellas?
E.S. Yo no lo quiero enfocar como una crítica a las redes sociales, sino a la sociedad en la que vivimos y en la que nosotros estamos sumergidos también. No estamos criticando a la gente que usa las redes sociales. Al fin y al cabo nosotros estamos también. En esas redes estamos metidos todos, como pececillos. A lo que vamos es a eso: no nos hemos dado ni cuenta y ya estamos todos ahí.

T. Es una reflexión que todo el mundo sabe pero que pocos se plantean. Todo el mundo lo sabe, pero muchas veces lo malo no lo queremos ver. Te corta el rollo. Te quedas con lo bueno. Queremos dar un toque de atención. Cuidado, que ya estamos así.

El año que viene el grupo celebrará su aniversario de plata. Lo hará sobre los escenarios. Arrancarán su gira previsiblemente en febrero, aunque aún no conocemos prácticamente ninguna de las localidades que visitarán. Sí sabemos que actuarán en Barcelona y Madrid. Los directos de Falsalarma son de los más apreciados por público y crítica. 

25 años rimando. Una maqueta y seis discos, tres maxis, varios trabajos en solitario y muchas colaboraciones y giras. Todo comenzó en 1995. En Sabadell.

E.S. Nosotros vamos locos por tocar algún año en el escenario principal de las fiestas de Sabadell.

T. Lo de que nadie es profeta en su tierra, en nuestro caso es exacto.

E.S. Llevamos 25 años. Somos de Sabadell, tenemos una trayectoria, tocando por toda España, haciendo gira por latinoamérica,… y en Sabadell no hemos tenido nuestro hueco.

T. Para el año que viene, que hacemos el 25 aniversario, estaría guay.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo de infancia de Sabadell?
E.S. A mi me vienen las chabolas de Campoamor, donde estuvimos los primeros años de nuestra vida.

T. A mi me viene la calle Feijóo, donde vivíamos. Los únicos payos de la calle. Nos hablaban en caló y no nos enterábamos. Teníamos que preguntarles a nuestros padres qué nos decían.

¿Y vuestro lugar preferido?
E.S. Para mi la Plaça Catalunya, que es donde vivo ahora. Me parece la zona más acogedora de la ciudad.

T. Yo me quedaría con el barrio. Con Les Termes. Muchos años, muchas anécdotas, el haberte criado aquí,…

At Versaris, Nel·lo C, Santa Salut, 31 FAM… estáis al día de la escena del hip-hop en Sabadell? ¿Cómo la valoráis?
T. Si te soy sincero, no estoy muy al día. Siempre he sido más de yanqui. Me gusta más escuchar lo nuevo que sale allá. Por oído me tira más aquello desde siempre. Pero lo que he escuchado de esta gente es súper decente. Cada uno con su rollo, no diría que hay un estilo concreto.

E.S. Sí, antiguamente es como que se notaba más el estilo de la zona de Barcelona, de Madrid o de Sevilla, por decir tres, pero ahora ya dentro de la zona de Barcelona hay películas totalmente diferentes.

T. De un barrio a otro cambia muchísimo.

E.S. Y sobre los grupos de Sabadell, dentro de lo poco que he podido escuchar, creo que son totalmente respetables. Música bien hecha. De putísima madre.

Qué no os gusta de la ciudad. Qué cambiaríais de Sabadell?
T. Lo poco que se apuesta por el arte y la cultura. Hay mucho talento y no se le da un empujoncillo. Siento un poco de pena. Habiendo tanto, no se sabe aprovechar. Seguro que hay recursos, pero lo que no hay son ganas. La política…

E.S. No se si son conscientes de lo que hay en la ciudad. De todo lo que se cuece en las calles de la ciudad.

El Santo y Titó, en la plaza donde jugaban a fútbol en su infancia y adolescencia. Autor: MAClaveria.
El Santo y Titó en la plaza donde jugaban a fútbol durante su infancia y adolescencia. Autor: MAClaveria.

Tras dos décadas de líricas combativas y comprometidas, el grupo no acusa desgaste. Al contrario. La madurez les ha aportado seguridad. Al inicio de su carrera, por ejemplo, no le daban tanto espacio a la música. Completan Falsalarma, a parte de los dos entrevistados, Dj Neas y Dj Heras. Merecen ser reseñados, puesto que suya es precisamente la responsabilidad de la instrumental.

T. Si en un tema, nuestro primer rapeo no empieza hasta pasado el minuto no pasa nada. Antes teníamos más prisa. ¿Cómo se va a tragar la gente un minuto de música? Hoy en día no. No tengo por qué estar reventándote el oído todo el rato. Si la música es buena hay que aprovecharla. A veces cogemos músicos, metemos un saxo, un bajo,… y todo eso mola que flote y que se distinga en la canción.

Muchos comentarios en vuestros videoclips son de gente que asegura que os sigue desde que eran niños. ¿Qué pensáis cuando los leéis?
E.S. La verdad es que mola mucho. Es bonito ver que, a día de hoy, siguen estando ahí esos seguidores. Al pie del cañón.

T. Emocionalmente es un subidón. Lo primero que siento es una hinchazón emocional. Pero lo segundo que siento es orgullo. Porque todavía estamos haciendo algo para que tú sientas cosas. Es maravilloso. Vocacional. Lo vamos a hacer siempre.

¿Os veis haciendo rap con 60 años?
E.S. Empece con 15 años y nunca me he parado a plantearme dónde voy a estar yo con 40. Yo que sé. Nosotros, a través de la música, encontramos nuestro camino. Nos dimos cuenta de que esto es lo que nos llena y nos gusta, y desde entonces hemos estado ahí.

T. No lo sé. Lo mas bonito es no planteártelo tampoco a día de hoy. Si tu no me lo preguntas, esto yo no lo pienso, sabes? (ríe). Forma parte ya de mi. Yo voy haciendo.

¿Qué opináis de las nuevas expresiones de la música urbana?
T. Era normal y necesario que algún día se abriera todo, como ha pasado en todos los estilos de música. Tenemos viejos roqueros pero no tenemos viejos raperos al uso. Está todo creciendo y tiene que haber cambios. Es normal, sobre todo por parte de los jóvenes, que se experimente, que se fusione, que se pruebe…

E.S. Hemos estado muchos años “siguiendo” (hace el signo de las comillas con las manos) lo que conocemos. Dentro de cada estilo, lo que conocemos. En algún momento a alguien le ha dado por probar y salirse del camino que seguimos todos. Otro lo ha visto, y otro,… y pam! Se ha diversificado todo y la gente prueba, experimenta. Y yo creo que es súper necesario.

T. En la época de la que venimos nosotros, como estaba todo por descubrir, no te hacía falta probar. Era coger lo que había y reventarlo. Explorarlo hasta el fin. Sacare todo el jugo que se pudiera.

E.S. En el rap igual hemos sido, en general, muy de ideas fijas. Un poquito cerradetes: el rap tiene que ser puro. Ha llegado un momento en el que hemos despertado todos y hemos dicho, oye, que tampoco tiene nada malo probar.

T. Algo es puro si tu lo haces puro. Mi hermano y yo podemos rapear en cualquier ritmo y seguirá quedando puro. Porque nuestras voces representan algo serio. Con consciencia.

Titó y El Santo en Les Termes. Foto: MAClaveria.
Titó y El Santo en Les Termes. Foto: MAClaveria.

Vuestras hijas tienen 10 y 12 años. Son preadolescentes. ¿Qué escuchan?
T. La mierda del Tik Tok, tío… (ríe) También escuchan a Billie Eilish, les encanta. Pero lo que me tiene contento es que los típicos temas de moda no le suelen gustar. No escuchan rap para nada, pero han aprendido a corta edad a saber valorar lo que es la buena música independientemente del estilo.

E.S. Creo que tienen una cultura musical, por los padres que les ha tocado tener, que igual otros niños de esa edad no tienen. Yo le pongo a mi niña temas de Nirvana, Extremoduro, Rammstein, Metallica,… que mi hija pueda escuchar música diferente. Luego ya ella misma.

T. Yo he tenido sorpresas como con Queen. Lo descubrió y es fanática. El hecho que haya nacido de ella y haya desarrollado un interés fuerte a esa edad, a costa de saber que puede ser marginada por no seguir la onda de todo el mundo, a mi me denota una personalidad brutal. Yo creo que ahí tenemos algo que ver los padres, seguro.

El domingo hay elecciones. ¿Cómo veis la situación política en Catalunya y en España?
T. Fatal.

E.S. Está súper corrompido todo. Lo que hay es una lucha por el poder a lo Juego de Tronos. Me da la sensación que quieren que parezca que están ofreciendo el bien para el pueblo, en general, y lo que quieren es llegar al poder. Y una vez ahí, de lo que te he dicho no me acuerdo y van a hacer lo que les salga de los cojones. Porque la finalidad de todos los partidos es llegar ahí.

T. Y sobre Catalunya, ya no se lucha por la independencia. Es por democracia, por el derecho a protestar.

Que hoy salen unos a protestar y les revientan la cabeza, pero mañana puedes ser tú al que echen del trabajo, vayas a protestar, porque te han echado sin darte ni un puto duro después de diez años, y te pueden dar un palizón. Te vas calentito a casa y cállate la boca, que aún te llega una denuncia. La mayoría de los cambios progresistas que ha habido en la historia han sido a base de protestas. Ellos nos quieren como a ovejitas. Hemos llegado al extremo de que no te dejan ni expresarte.

Oro y Arena ha salido a la venta este viernes. Incluye colaboraciones de Hippy Migué, Nach, Kaze, Green Valley y Little Pepe.

T. Estamos seguros de haber hecho un buen trabajo y cuando pasa eso, es bonito compartirlo. Y ya estamos yendo a por otro.

Foto portada: Titó y El Santo. Autor: MAClaveria.