Il·lustració: Un narciso para Soledad. Autora: kimisea_art.

Narcisos solidarios contra el cáncer

La familia de Soledad Platero, una joven artista fallecida a causa de un sarcoma, ha impulsado una iniciativa solidaria para recaudar fondos para destinarlos a la investigación y la visualización de esta enfermedad.

Soledad Platero (Frigiliana, Málaga, 1995) estudiaba piano en la Escola Municipal de Música i Conservatori professional de Sabadell y cursaba Art Gràfic en la Escola Joso Sabadell, cuando le fue detectado un sarcoma en el mediastino. Un tipo de cáncer muy poco frecuente y con un pronóstico nada alentador.

Durante el período de recuperación tras recibir quimioterapia, la joven plantó semillas de narciso en tres tiestos. Su flor favorita. El pasado mes de febrero Soledad falleció sin haberlos podido ver florecer. Cuando su familia regresó de darle sepultura vio que en uno de los maceteros había brotado una de las flores. Con este hecho muy presente, decidieron impulsar la iniciativa solidaria Un narciso para Soledad. Hicieron un llamamiento a artistas profesionales y amateurs para que crearan y cedieran obras con esta flor como protagonista, con el objetivo de venderlas y destinar los beneficios a apoyar a la investigación del sarcoma. También para contribuir a visibilizar esta enfermedad. Este fin de semana el resultado ha sido expuesto en el marco de la Ruta del Arte Frigiliana.

Foto: Soledad Platero, durante la presentación del fanzine El huevo eterno, en abril de 2017. Autor: MAClaveria.
Soledad Platero, durante la presentación del fanzine El huevo eterno, en abril de 2017. Autor: MAClaveria.

Diversos artistas han respondido a la convocatoria, y de qué manera, enviando más de 200 obras entre cuadros e ilustraciones en diferentes soportes, fotografías, collages, manualidades y objetos de decoración, complementos de vestir, bordados, grabados, esculturas, relieves y hasta una composición musical. Y han llegado desde todos los puntos del estado y de Europa. También desde países tan remotos como Estados Unidos, México o Japón.

Los compañeros de promoción de Soledad de la Escola Joso Sabadell también se han sumado a la causa. Selva Mateo ha aportado una fotografía, obra de Nuria Brígido, del tatuaje que Kenneth Domingo le realizó como homenaje a su difunta amiga. Oriol Arralde, Manuel C. Ramos y Marina Vargas han contribuido con ilustraciones digitales. De un exuberante narciso sostenido por el tallo en el caso de Arralde, de un joven coronado con narcisos de estilo Manga realizado por C. Ramos y de un paisaje medieval fantástico en el caso de Vargas. Mireia Girbau y Pau González han optado por técnicas más tradicionales, aportado sendas ilustraciones hechas con acrílicos. La primera, de un esbelto y reluciente narciso. La segunda de un chico con un kigurumi de oso junto a un solitario ejemplar de la flor preferida de Soledad. Por su parte, Sònia Suñé, Sunii, ha cooperado con una acuarela en la que aparece retratada la propia Soledad.

Mireia Girbau

La asociación sin ánimo de lucro constituida para gestionar Un narciso para Soledad también ha habilitado un número de cuenta bancaria para recibir donativos económicos a través de esa vía: ES71 2103 3032 57 0030035388.

El huevo eterno

Soledad participaba en el fanzine de la segunda generación de Art Gràfic de l’Escola Joso Sabadell, El huevo eterno. De hecho, el nombre de la publicación tiene su origen en un lapsus linguae de la propia Soledad (más info: “Es presenta a Sabadell el fanzine ‘El Huevo Eterno’“). También suyas fueron las portadas de los dos primeros números. El tercer volumen fue presentado el pasado 7 de setiembre, en el marco del KBOOM!, Jornadas de Cómic y Autoedición de BCN. Aunque ella no pudo concluir su portada, esta ha sido diseñada a partir de uno de sus últimos bocetos.

Imagen: las tres portadas de El huevo eterno.
Las tres portadas de El huevo eterno.

En las próximas semanas, Sabadell Còmics acogerá la presentación del fanzine en la ciudad.

Ruta del Arte Frigiliana

Por tercer año consecutivo, el primer fin de semana de octubre el arte se ha apoderado de las calles de Frigiliana (Málaga) con la celebración de la Ruta del Arte Frigiliana. Durante tres días, las casas encaladas de este pequeño pueblo malagueño se han transformado en galerías donde artistas de múltiples disciplinas han expuesto sus obras. En esta ocasión, la ruta ha contado con 34 localizaciones y una cincuentena de participantes.

Foto: Entrada del número 14 de la Ruta del arte Frigiliana. Autora: Mireia Girbau.
Entrada del numero 14 de la Ruta del Arte Frigiliana. Autora: Mireia Girbau.

En la localización 14 de la ruta se ha podido ver una selección de obras de Soledad Platero y de los trabajos recopilados en el marco de Un narciso para Soledad.

Foto portada: un fragmento de una de las ilustraciones de Un narciso para Soledad. Autora: kimisea_art.