Pou d'atac a les obres del Metro

Las obras del ‘Metro Sabadell’ más de cuatro años después

  • Comerciantes y vecinos, principales damnificados por las obras que empezaron en verano del 2008.

  • Se han retomado las labores de construcción aunque nadie cree que se vayan a acabar a corto plazo.

Las obras de Metro Sabadell parecen que por fin se han reanudado. Casi cuatro años han pasado desde que se iniciaran y parece que el proyecto va para largo, entre 2015 y 2016. La situación ha afectado al pequeño comercio, sobre todo a la hostelería, y ha suscitado la indignación de muchos vecinos que han visto invadido el espacio público de sus barrios.

“Nos han llevado a la miseria”.  Así de contundente se muestra Ángeles Vázquez, dueña del Bar Andana situado en la Passeig de la plaça Major, cuando se le pregunta por como le han afectado las obras.

Antes llevaba un bar llamado Manduca pero tuve que dejarlo por culpa de las obras. Ahora, me he hecho cargo de Andana pero no me va mucho mejor. Dijeron que en diciembre comenzarían las obras. Aquí no han hecho nada todavía”, aclara Ángeles.

“Teníamos una terraza preciosa”, recuerda con nostalgia Nuria, la propietaria del ya desaparecido Café del Passeig, también situado en el Passeig. Las obras le impedían colocar mesas y sillas al aire libre y el número de clientes descendió hasta tal punto que tuvo que vender el local. “El Metro nos pasó por encima”, apostilla.

Josep Maria se hizo cargo del local que ha rebautizado como Grinzing. Tiene sillas y mesas amontonadas en una esquina fuera del establecimiento. A día de hoy, todavía no puede disponer de terraza por culpa de las obras. Opina, sin embargo, que los comerciantes de la zona han recurrido en exceso al victimismo y señala la crisis y la prohibición de fumar en los bares como los verdaderos males de su negocio.

Passeig plaça Major
El Passeig plaça Major, en obres des de fa més de 10 anys. Autor: K.Raya.

Las obras también han hecho mella en la Feria de Santa Lucía. El nuevo emplazamiento y la crisis son los principales motivos que explican el descenso en el número de visitantes y ventas, como ya explicamos desde iSabadell. No obstante, como indica Xavi Martínez, que tiene una parada en la que vende figuras de pesebre y otros adornos navideños:

Las obras del metro tampoco ayudan porque cortan una zona de paseo y también porque muchos bares de la zona no pueden poner terrazas que atraen a gente que a nosotros también nos beneficia”.

En igual o incluso en mayor medida se ha resentido el pequeño comercio en Ca n’Oriac, el barrio en que se han centrado la mayoría de tareas desde que se han reanudado las obras:

En este momento, se están trasladando las piezas de la tuneladora desde Sabadell Estació para su posterior montaje y puesta a punto en el pozo de ataque del Parc del Nord”, explica Santiago Gómez, miembro de la AA.VV. Ca n’Oriach y de la Comisión de Seguimiento de las obras del metro.

Los trabajos conllevaron que el paso de peatones entre la Ronda Collsalarca y la calle Clavells se tuviera que cortar. Los vecinos del Torrent del Capellà, que apenas disponen de comercios en su barrio, se veían obligados a dar toda la vuelta a las obras cada vez que querían ir a Ca n’Oriac para hacer sus compras. Gracias a las quejas de los vecinos se consiguió que se hiciera un paso provisional por la parte sud del nuevo polideportivo.

Estat de les obres del Metro al nord de Sabadell. Autor: K.Raya
Estat de les obres del Metro al nord de Sabadell. Autor: K.Raya

No han sido las únicas quejas de los vecinos del barrio. En 2009 nueve familias que viven en la Ronda de Navacerrada presentaron ante el Juzgado de Sabadell una denuncia contra la empresa que se ha hecho cargo de las obras porque creían que las labores que se estaban llevando a cabo ponían en riesgo la estabilidad y seguridad de sus viviendas.

Algo distinto es el caso de la Planada del Pintor. Las obras no han afectado demasiado al comercio, casi inexistente a excepción de algunas tiendas y bares. Sí que han originado, sin embargo, la indignación de muchos vecinos:

Las obras se extienden a lo largo de la calle Himalaya de manera que dividen el barrio de la Planada y San Julián y no resulta extraño, por tanto, que muchos padres que van a recoger sus hijos cada día al CEIP San Juliá se me hayan venido a quejar”, aclara Emilio Robles, presidente de la AA.VV. de la Planada.

Robles, también denuncia la apatía con la que ha tratado el Ayuntamiento al barrio que “ha actuado siempre sin dar explicaciones a nadie”. En cambio, recuerda como una victoria la reunión que tuvo lugar el pasado mes de mayo con el Ayuntamiento y los responsables del metro. En ella, junto a la AA.VV. Ca n’Oriac exigieron tapar los agujeros abiertos en los dos barrios hasta que comenzaran las obras porque la lluvia, la humedad y la suciedad habían contribuido a la proliferación de ratas. Finalmente, el Ayuntamiento accedió.

Parece que el Ayuntamiento sólo hace caso cuando se le presiona así que tendremos que empezar a plantearnos colgar pancartas o tomar otras medidas de coacción porque vemos que lo de las obras va a prolongarse bastante”, añade Robles.

Por el momento, ya lo han hecho los vecinos del centro de Sabadell que han engalanado sus balcones con rótulos en que se pueden leer On és el passeig?

Foto portada: Entrada al pozo de ataque en el Norte de Sabadell. Autor: Kevin Raya.