‘Un barrio digno a pesar de un gobierno indigno’

CARTAS DE LOS LECTORES
Eduardo Balsera

Enfado, enojo, irritación, rabia, indignación, disgusto son solo alguno de los adjetivos que describen mi sentimiento, y el de muchos vecinos de la Creu de Barberà y de una parte de Campoamor, después de la Cabalgata de los Reyes Magos de 2019. Le he dado vueltas a escribir esto, y aún más a hacerlo público. Pero creo que hay que decir lo que sentimos muchos vecinos y vecinas del sur de la ciudad.

Este año, el gobierno municipal consideró que la Ronda Pau Vila y el inicio de la carretera de Barcelona no eran espacios lo suficientemente dignos como para recibir a los Reyes Magos de Oriente. Por esta razón, Serracant y sus socios decidieron eliminar este tramo de la tradicional cabalgata. Al menos esa fue la explicación que dio públicamente la concejal de Cultura, Montserrat Chacón, para justificar un cambio de itinerario que no se había tocado en décadas.

“Es una cuestión práctica para ganar espacio y poder hacer un recibimiento más digno, en un espacio más amable”.

Éstas fueron las palabras de la regidora de Cultura en una entrevista concedida a Ràdio Sabadell. Si ya es grave dejar a los niños y niñas de una parte de la ciudad sin un tramo de cabalgata, aún peor es hacerlo porqué tu Ayuntamiento desprecia donde vives y considera que tu barrio es indigno.

Una parte de los vecinos de Campoamor y de la Creu de Barberà nos enteramos minutos antes del inicio que había una alteración en la ruta. Algunos, incluso, tuvimos que correr con nuestros hijos para no perdernos las primeras carrozas.

A pesar de todo, provistos de guantes, gorros, abrigos y de bolsas para recoger caramelos, acudimos a toda prisa y sin falta a ver el paso de los Reyes. Lo que pocos sabían era que los que deciden el itinerario de sus Majestades creen que nosotros, nuestros vecinos y vecinas, nuestros hijos e hijas, no tenemos un barrio con la categoría suficiente para acoger la recepción. ¿Qué ha cambiado respecto a otros años? Antes esto no ocurría. ¿A qué viene ese desprecio?

Es curioso, además, que lo hayan hecho en una celebración tan entrañable y tan esperada por todos los niños y niñas como es la cabalgata. Estamos enfadados y molestos con un gobierno que decide qué lugares de la ciudad son más dignos para celebrar este tipo de acontecimientos. No han tenido escrúpulos en sacar la ‘etiquetadora’ para colgarnos el distintivo de zona no deseable, nada espectacular o de poco caché. Aún más cuando la deficiencias del barrio tienen mucho que ver con su mala gestión y su abandono durante estos años. Y encima nos culpan por ello y nos castigan si cabalgata.

Ante esta desconsideración, antes este menosprecio, nosotros somos y seguiremos siendo un barrio digno, aunque nos toque vivir con un gobierno indigno.

Foto portada: inici de la Cavalcada de Reis d’aquest any a la plaça de la Creu de Barberà. Autor: M. Tornel.