5 consejos para mantener la organización económica en tu pequeña empresa

Mantener la organización económica en tu empresa es fundamental, pues te permitirá crecer a paso firme y aprender muchísimo durante el proceso; además, te permitirá evaluar si es factible pedir un préstamo rápido (hae pikavippi) o utilizar otras formas de financiamiento para hacer crecer tu empresa.
La información es poder, y en la medida en que sepas en tiempo real cómo van los números de tu empresa, te será más fácil tomar decisiones pertinentes y a tiempo.
La idea es que puedas hacer los ajustes que necesites en el momento oportuno, cuando todavía puedes ajustar tus acciones y decisiones para poder seguir creciendo.
A continuación te ofrecemos 5 consejos que te ayudarán a mantenerte enfocado y organizado:
Lleva un control de tus facturas
Será importante saber cuánto ganas y cuánto gastas. Archiva siempre todas tus facturas, tanto de ingresos como de egresos. Hazlo de forma ordenada y clara, eso te ayudará a conseguir rápidamente la información que buscas.
Una vez tengas archivada toda esa información, podrás totalizar tus ingresos y egresos semanales, mensuales o anuales. Te sorprenderá ver lo clarificador que es saber exactamente cuánto dinero ganas y gastas a la hora de planificar tu presupuesto y estrategia.
Planifica tu presupuesto
Ten claro cuáles son las prioridades de tu empresa y plásmalas dentro de tu presupuesto. El enfoque será diferente dependiendo de lo que sea más importante para tu empresa en este momento: ¿necesitas crecer, mantenerte, ofrecer nuevos productos o servicios?
Dependiendo de lo que necesites puedes dedicar más dinero a publicidad, compra de productos o maquinarias, o a la ampliación del equipo de trabajo. Sé consistente con tus prioridades y asígnale mayor protagonismo en tu presupuesto a lo realmente importante para ti.
Está atento a las oportunidades y aprovéchalas
Si tienes claro cuánto ganas, cuánto gastas y qué es lo que necesita tu empresa en este momento, es más factible que comiences a ver las oportunidades que están en el ambiente. Tener un foco claro e información en tiempo real nos permite saber qué necesitamos y tener la valentía para buscarlo.
Cuando consigas oportunidades para lograr los objetivos de tu empresa, ¡aprovéchalas! Siempre que decidas con base en la información que te dan tus números, lo que hagas te acercará a tu objetivo.
Ten cuentas bancarias separadas para la empresa y para ti, y ponte un sueldo
Aunque tu empresa sea pequeña (puede que seas el único que la conforma), abre cuentas bancarias separadas para ti y para tu empresa. Eso te permitirá llevar un orden más claro de lo que entra y lo que sale, y podrás tomar decisiones sobre la base de información oportuna.
Ponte un sueldo y respétalo, así podrás tener mayor organización en las finanzas de tu empresa y en tus propias finanzas personales. Además, te ayudará a ponerle precio a tu trabajo y a sacar proyecciones financieras personales.
Evalúa qué opciones tienes para crecer e impleméntalas
Si la adquisición de alguna nueva maquinaria, producto o espacio hace que factures más o crezcas como empresa, ¡hazlo! Puedes solicitar un préstamo comercial sin garantía (lainaa yritykselle ilman vakuuksia) para que esa inversión no afecte las finanzas de tu empresa.
Siempre que esa nueva adquisición te permita ampliar tu producción o atender a más clientes, valdrá totalmente la pena.