Alquilar un vehículo es la mejor opción para autónomos

España fue clasificada como uno de los países con mayor tasa de trabajadores autónomos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Esta cifra va en aumento, ya que una parte importante de la población activa ha descubierto los beneficios económicos de estas actividades.
Por eso, no es conveniente adquirir una deuda por la compra de un coche cuando se está empezando a emprender de esta manera. En su lugar, se presentan otro tipo de alternativas más rentables y hasta más convenientes para un trabajador autónomo, que permiten conservar las mismas ventajas y comodidades de poseer un coche propio.
Facilidades para transportistas de mercancías
Aquellas personas que ejecutan, principalmente, trabajos con mercancía al por mayor, necesitan camiones de carga ancha y pesada. Recibir un préstamo para comprar uno de estos vehículos es algo que solo las empresas con grandes cantidades de dinero o los particulares de billeteras amplias, pueden lograr.
Sin embargo, los servicios de renting para autónomos permiten disponer de un vehículo en perfectas condiciones para llevar a cabo las labores diarias y, aparte, les otorga a los camioneros el beneficio extra de que tengan todos sus permisos sin tanto papeleo fiscal.
No es imperativo disponer de miles de euros en el banco para negociar un buen trato con una agencia de alquiler de coches. Sí son requeridos ciertos compromisos tributarios estándares, pero el trámite compensa los numerosos beneficios que representan este tipo de servicios, para este sector.
Furgonetas y furgones para comerciantes u oficios diversos
El traslado es uno de los retos más importantes al iniciar una actividad comercial independiente como el mantenimiento de grandes electrodomésticos, venta de equipos electrónicos, carpintería, herrería, mecánica, comerciantes personales, entre muchas otras.
Un coche para dichas tareas es un gasto excesivo que muchas veces puede representar un pasivo cuando es imperativo reinvertir las ganancias. Por eso, las empresas que trabajan con alquiler de automóviles, cuentan con un seguro contra riesgos y accidentes que va incluido en la factura general.
Mantenimiento y relación fiscal
Los ajustes genéricos del coche van incluidos en el costo mensual del renting. Por ende, de encontrarse alguna irregularidad o malfuncionamiento común, se acude a los puntos de contacto de la agencia arrendadora para acordar el respectivo chequeo, lo que permite al trabajador equilibrar adecuadamente su presupuesto.
Entre los obstáculos afrontados por el trabajador freelancer, se encuentra la relación con los agentes tributarios. Sin embargo, si se logra evidenciar y constatar que los gastos del vehículo y su uso corresponden por completo al ejercicio de la profesión por parte del autónomo, éstos serían desgravables fiscalmente, lo que pasaría a convertirse más bien en otra de las muchas ventajas que representa esta modalidad.
Duración del contrato
La relación con el servicio es directamente proporcional con las exigencias requeridas, puesto que la flexibilidad en el documento de alquiler se acordará en función al presupuesto que éste tenga. Se pueden acordar otros detalles en el mismo, como perpetuar el uso en caso de precisar una extensión.
Algunas empresas proporcionan herramientas de crédito para sus clientes más leales, servicios VIP, ofertas en coches particulares, y agregan atención personalizada en cada caso, especialmente con freelancers.
Variedad en coches familiares
Si el autónomo realiza servicios ejecutivos de transporte como traslados de viajes, también puede contraer un compromiso de alquiler para un vehículo todoterreno, uno híbrido, un sedán o, inclusive, uno de lujo. Obviamente, mientras más exclusivo sea el modelo, el precio se incrementará, pero si las empresas con las que trabaja, no exigen características especiales, se convertirá en un elemento favorable para el trabajador, de la que puede sacar mucho provecho.
Contribución positiva al medioambiente
Los negocios de renting también poseen vehículos ecológicos, dado que ya es conocido por muchos usuarios que los vehículos que funcionan con gasolina producen emisiones de dióxido de carbono, que poco a poco han ido mermando la estabilidad de la atmósfera del planeta, hasta el punto de que el calentamiento global se ha vuelto un problema que afecta a todos los seres vivos.
El personal que trabaja de forma independiente y alquila un coche de este tipo, está reduciendo la posibilidad de un colapso medioambiental, ya que durante la vida útil del vehículo muchas personas se van servir de él y no sólo la agencia que lo posee. Es decir, que no sólo implica un ahorro de tipo monetario, sino que también puede denotar un coste medioambiental mucho más bajo.
Al tomar la valentía de convertirse en un autónomo proactivo, la siguiente buena decisión es alquilar el coche que se requiere.