Estrenar coche cada cierto tiempo gracias al renting de vehículos

La palabra renting significa alquilar o arrendar. Hasta ahora es un término que se escuchaba sobre todo en el sector empresarial al referirse al alquiler de vehículos, que cada cierto tiempo eran sustituidos por otros nuevos. Hoy por hoy cualquier particular puede acceder al renting y estrenar coche nuevo cada poco tiempo.
El renting es una actividad similar al alquiler. En el renting de vehículos se alquila un coche durante un período de tiempo determinado y un número de kilómetros máximo, también especificados. Durante el tiempo que dure el contrato de renting se paga una cuota fija que suele ser mensual y que incluye el seguro del coche, las reparaciones y revisiones que pudiera necesitar, así como el cambio de neumáticos en caso de requerirlos, entre otros servicios.
Esta actividad casi siempre ha estado enfocada a empresas y autónomos, de hecho nació como una especie de alquiler para que las empresas y autónomos pudieran contar con un parque móvil nuevo cada cierto tiempo, pero hoy por hoy son muchos los particulares que en momentos concretos optan por esta solución para cuando necesitan usar un vehículo de forma personal. Los servicios que ofrecen las empresas de renting son ahora más flexibles y rentables para los particulares.
En los últimos meses se ha producido un aumento en el servicio de renting de coches, debido, sobre todo, a que muchos particulares han optado por el alquiler de coches para así evitar aglomeraciones en los transportes públicos, sobre todo en las grandes ciudades y en zonas limítrofes con las mismas. 
En Renting Finders se puede conseguir un coche de renting por precios muy asequibles, y es una forma de tener coche siempre nuevo con seguro a todo riesgo y con averías, revisiones, impuestos y neumáticos incluidos.
Cómo hacerse con un coche de renting
Es muy sencillo. Si se está buscando poder disfrutar de coche nuevo cada cierto tiempo sin dedicar un dinero expresamente para comprar un vehículo, entonces es interesante valorar esta opción. 
Entre las ventajas del renting de vehículos está que en el precio mensual a pagar está incluido el seguro a todo riesgo del coche así como los impuestos municipales que se pagan por el mismo y la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).
Coche nuevo sin pagar entrada
Otra cosa positiva del renting de coches es que ni las revisiones, ni las reparaciones ni el cambio de neumáticos corren a cuenta del cliente. Es la empresa de renting la que se hace cargo de todo ello.  Para colmo, no hay que pagar por adelantado nada, ni dejar una fianza. Desde el primer momento se puede disfrutar de un coche nuevo sin tener que dar entrada.
Asesoramiento personalizado
Además, en Renting Finders asesoran a sus clientes para que se escoja el vehículo que verdaderamente cubre sus necesidades, y buscan en el mercado las mejores ofertas. Son rápidos y fiables, y la persona encargada de asesorar al cliente le acompaña durante todo el proceso.
En este punto es importante señalar que el contrato de alquiler que se firma depende de las opciones elegidas, es decir, se pueden ajustar los kilómetros máximos, y también el tiempo de duración del contrato. Si durante un tiempo determinado se sabe que no se va a hacer uso del coche, no se paga. Solo se alquila por el tiempo que se necesite.
¿Qué se puede esperar al contratar un coche de renting?
Es fundamental aclarar que un contrato de renting no es un contrato de leasing. Ambos términos se refieren a alquilar un vehículo, pero en el caso del leasing se tiene la opción, al final del contrato, de adquirir ese vehículo por un precio inferior. Además, hay que destacar que en el caso del leasing esta opción está enfocada a las empresas, ya que no deja de ser una opción financiera: cuando se acaba el contrato se le resta al valor inicial del vehículo las mensualidades pagadas. De alguna manera es financiar la compra del coche sin dar una entrada. Pero, además, hay otra diferencia sustancial en el leasing: las cuotas que se pagan de forma mensual son más baratas pero corren a cuenta del cliente las averías, revisiones, impuestos, cambio de neumáticos, etc. 
Variedad de opciones en los plazos
Una vez conocidas las diferencias entre renting y leasing, y dejando claro que el renting es la opción ideal para particulares, hay que ir más allá. ¿Qué se puede esperar cuando se alquila un coche en la modalidad de renting?
En el caso de los plazos existe una gran variedad de opciones. Desde 15 meses hasta 60, si bien en Renting Finder los contratos mínimos suelen ser de 24 meses. Por términos generales el plazo de los contratos de renting se sitúa en una media de 4 años, es decir, unos 48 meses. Tiempo ideal para volver a cambiar de coche y estrenar de nuevo vehículo.
Contar con profesionales que informen
En este sentido es fundamental conocer las reglas. Si se da el caso de que se deba cancelar el contrato de renting antes del tiempo estipulado es posible que se obligue al pago de una indemnización. Por eso es tan importante asesorarse y calcular bien las diferentes opciones que ofrecen. Otro asunto que hay que tener en cuenta es que se firma un contrato por un kilometraje máximo acordado. Si se realiza un kilometraje mayor, entonces también habrá penalización. Es por ello que lo mejor a la hora de enfrentarse a un contrato de renting es contar con profesionales como los de Renting Finder, que informan al cliente de las ventajas y desventajas de todas las opciones disponibles, y que asesoran y sugieren en función de las necesidades de cada cual. 
También hay renting de coches híbridos y eléctricos
Tan atentos están a las novedades del mercado y a los nuevos gustos de los clientes que incluso ofrecen un catálogo ECO, en el que se pueden elegir coches tanto híbridos como eléctricos. Una tendencia que cada vez está más en alza en los últimos años.