Sellos de caucho, imprescindibles en cualquier oficina

Los sellos de caucho tienen diferentes utilidades. Podemos encontrar los que se utilizan en actividades plásticas o manualidades como elemento decorativo, así como los que se usan en oficinas y despachos de manera profesional. En ese contexto, en muchas oficinas se utiliza un tipo de sello personalizado con el emblema de la empresa para sellar diferentes impresos o documentos de carácter oficial. De igual modo, los sellos de goma han tenido un papel destacado a lo largo de la historia siendo originario este material del continente sudamericano.
¿Qué ventajas y utilidades presentan los cuños de caucho?
Entre las principales ventajas que presentan los cuños de caucho podemos destacar:
Económicos
Los cuños de caucho son bastante más económicos que otros sistemas de estampación de carácter digital. Este material, especialmente de oficina, es barato y puede ser personalizado con el emblema, dirección y datos de la empresa.
Eficiencia
Los sellos de caucho presentan una gran durabilidad, así como un fácil mantenimiento. Para ello bastará, únicamente, cambiar los recambios de la tinta.
Sencillos y prácticos
Estampar con sellos de caucho resulta fácil, limpio y rápido. De igual modo, los sellos de viaje resultan sumamente prácticos, en desplazamientos, debido al poco espacio que ocupan. Asimismo, por lo general, no suelen desgastarse excesivamente y en caso de acumular restos de tinta su limpieza es muy sencilla. Para ello, bastará con pasar algún tipo de tejido o aplicar toallitas húmedas para bebés y el sello quedará completamente limpio.
Demanda
En los últimos años la utilización de sellos de caucho se ha incrementado notablemente. Es un excelente sistema de dotar con un carácter serio y profesional a los diferentes impresos y documentos de carácter oficial que suele haber en una empresa. De la misma manera, además de imprimir seriedad a diversos documentos, sirven como símbolo identificativo.
¿Cómo surgieron los primeros sellos de caucho?
En ese sentido existen diversas teorías. En primer lugar, el caucho es un material original de Sudamérica. No obstante, una de estas teorías apuntan a que fue JFW Dorman la primera persona en comercializar el sello de caucho en el año 1866. En tal contexto, habría sido en la guerra civil de Estados Unidos donde se familiarizó con la técnica de elaboración de caucho.
 Este individuo haría sus primeras estampaciones, durante la noche, con la máxima precaución, para no ser descubierto y mantener oculto este proceso. De esa manera, y con la colaboración de su esposa empezó a utilizar el sello de caucho para realizar las primeras estampaciones. De igual modo, Dorman fue un destacado visionario aportando numerosas innovaciones a la industria. En tal contexto, la invención del elemento básico e imprescindible de este negocio: el vulcanizador, fue obra suya. Asimismo, cabe destacar que esta empresa permanece en activo en la actualidad.
Por otro lado, Rh Smith Manufacturing Company fue la empresa pionera en exportar estampillas de Estados Unidos a un país foráneo. Este hecho, tuvo lugar en el año 1873 y el país elegido fue Perú. De la misma manera, esta industria se fue expandiendo rápidamente y en el año 1892 existían más de cuatro mil empresas fabricantes y distribuidoras de este producto.