Solicitar créditos y hacer transferencias internacionales ya no suponen largos procesos

Lo tedioso que es pedir un crédito a través de una agencia bancaria o lo caro que resulta un cambio de divisa y transferencia internacional, ha hecho que se generen formas más rápidas y económicas, y en esto, internet ha sido un gran aliado. Ahora se gestionan préstamos y a los pocos minutos son aprobados, o se transfieren y cambian divisas de manera ágil desde la comodidad del hogar, sin largos y complicados trámites.
La evolución de internet se apoderó de todos los sectores, siendo muy amplia su repercusión en el mundo financiero. Es incalculable el avance que ha tenido todo lo relacionado con las operaciones financieras, con la simplificación de procesos que significan cuantiosos ahorros de tiempo y dinero.
Operaciones como otorgamiento de créditos y transferencias internacionales, por sólo mencionar algunos, hoy en día ya no sólo dependen de los bancos, por lo que vemos como, desde casa o desde cualquier lugar y horario, las personas acceden a créditos rápidos o puede realizar sencillamente transferencias internacionales.
Popularidad de los créditos rápidos
Desde hace ya algunos años, los créditos rápidos online se han convertido en una de las opciones de financiación de un gran porcentaje de las familias españolas, de hecho, ya para 2016 el volumen de este sector se acercaba a los 200 millones de euros, según datos Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP).
Se ha determinado que el gran número de personas que accede a los minicréditos lo hace por averías imprevistas en el hogar que no estaban contempladas en el presupuesto, multas que si no se cancelan oportunamente aumentan el importe, facturas de servicios que exceden el importe acostumbrado, tratamientos odontológicos ante alguna dolencia inesperada, útiles escolares, tecnología y los tradicionales gastos navideños.
El crecimiento sostenido en cuanto a las solicitudes de estos créditos, en parte se debe a que se trata de un mercado de mucha competencia, son muchas las entidades online que están ofreciendo minicréditos rápidos sin papeleo, nómina ni aval.
Es recomendable en el momento de escoger la entidad financiera donde se solicitarán estos minicréditos, recurrir a un comparador, ya que recoge las empresas más reconocidas. Una página comparativa muy completa es la de iPayDay, herramienta que permite revisar más fácilmente, las mejores ofertas, para ver cuál se ajusta a las necesidades que se tengan.
Facilidad y rapidez
Obtener sencilla y rápidamente el dinero que se necesita para cubrir urgencias económicas, es lo que ha convertido a los minicréditos online, en una alternativa muy popular.
Por todos, es conocido el suplicio que significa intentar acceder a un crédito bancario, para los que hay que buscar un montón de papeles y hacer largas esperas. En cambio, un crédito rápido se puede solicitar por internet, los requisitos son mínimos y los tiempo de espera muy cortos.
Una empresa que se caracteriza por ser muy ágil en cuanto a la solicitud y otorgamiento de mini créditos es WannaCash, su manera de funcionar es el ejemplo más claro de la sencillez que implica obtener una financiación online. El proceso es muy fácil: colocar el importe que requieres en la calculadora, completar la solicitud del microcrédito rellenando el formulario, esperar la aprobación y recibir el dinero en la cuenta bancaria.
Aunque todas las entidades financieras tienen sus ofertas y requerimientos, por lo general, los requisitos para optar a créditos rápidos online son, ser residente español y mayor de edad, tener una cuenta bancaria activa en la que se abonará el dinero y percibir un ingreso estable. Algunas empresas no exigen presentar documento alguno e, incluso, permiten que los prestatarios figuren en listas de morosos como ASNEF o RAI.
Transferencias internacionales seguras
El hecho de no necesariamente tener que desplazarse a una agencia bancaria o casa de cambio de moneda para realizar una transferencia internacional, es otra de las ventajas que nos ofrece el auge de internet.
Actualmente, existen plataformas digitales a través de las cuales se pueden realizar de manera rápida y sencilla estas transacciones, con la ventaja de que tienen un coste mucho más económico con respecto a lo que sería si se efectúa mediante un banco en el que, al tratarse de un cambio de divisa, además se cobra una tasa de gestión.
Una de las plataformas más cotizadas es Azimo, la cual ofrece muchos beneficios al usuario, y en internet existe un blog en el cual se da información a través de un post relacionado con esta materia. Como podemos ver en este post, nos aporta información sobre cómo hacer transferencias internacionales baratas. Uno de sus mayores atributos es la transparencia, ya que informa al usuario desde el primer momento sobre el tipo de cambio utilizado y la comisión pertinente. Igualmente, tiene como ventaja, la rapidez no sólo para realizar la transferencia, sino para que el dinero llegue al destino.
Entre otras ventajas, también está el hecho de que se trata de una entidad que está sujeta a las legislaciones financieras de los países en los que opera, lo que es garantía de seriedad.
Los precios de las transacciones son muy bajos en este tipo de plataformas digitales, un 90% menos de lo que costaría a través de un banco, y son operaciones que se realizan de manera muy sencilla, desde la comodidad del hogar, ya que son 100% online.