Solicitar préstamos con el coche como aval. Todo lo que necesitas saber 

Para los españoles, solicitar préstamos aval utilizando mi coche es una opción cada vez más común. Desde que apareció la crisis económica, salieron a la luz distintas entidades que ofrecían préstamos, debido a que los clientes no conseguían ningún tipo de financiación por medio de los bancos. 
Con Creditoplus puedes obtener los préstamos más rápidos y fáciles que se pueden encontrar, de modo que podrás solventar cualquier imprevisto que pueda surgirte sin dejar de conducir. Lo único que tienes que hacer es escoger el que mejor se adapta a tus necesidades y en unos minutos dispondrás de él. 
¿Cuándo es necesario solicitar un préstamo con el coche como aval? 
Antes de solicitar este tipo de crédito, debes saber que tu vehículo será la garantía para la compañía de que el cliente abonará el importe solicitado. De este modo, el primer paso a cumplir es ser el propietario de un coche. Dependiendo de la entidad a la que acudas, es posible que una moto o la maquinaria agrícola también pueda utilizarse como aval.
Estos créditos han sido pensados para aquellas personas que no pueden obtener ningún tipo de financiación por medio de diferentes créditos personales por distintos motivos, como el no cumplir los requisitos o que su entidad bancaria no disponga de los medios necesarios.
Este tipo de personas se caracterizan por no tener una fuente regular de ingresos, pero deben de hacer frente a los pagos igualmente, encontrándose así en un problema que necesitan solventar lo antes posible.
En el caso de que no tengas claro cómo vas a devolverlo o no puedas hacerlo, lo mejor es no solicitar este tipo de créditos, más aún si es fuera de una entidad bancaria. No olvides nunca fijarte en los tipos de intereses a los que tienes que hacer frente para evitar llevarte una sorpresa.
¿Cómo funciona este tipo de crédito? 
Al igual que cualquier otro préstamo, el coche funciona como aval. El cliente recibirá una cantidad de dinero que se compromete a devolver junto a unos intereses. En el caso de que no se cumpla con las condiciones de pago, el vehículo puede retirarse y venderse para cumplir con la deuda. 
Sin embargo, la compañía que ha dejado el crédito no puede quedarse con el vehículo directamente. La Ley estipula que el coche puede ser vendido en subasta pública con un beneficio económico para el propietario. Una vez realizado, el dinero ganado serviría para afrontar la deuda que haya sido acumulada. 
¿Qué ventajas tiene solicitar un crédito con tu vehículo como aval? 
Entre las ventajas más destacables por las que se pueden solicitar este tipo de créditos, se encuentran las siguientes: 
  • Es un método por el que se puede conseguir dinero de una forma rápida, fácil y segura. 
  • El préstamo obtenido puede llegar hasta el 80 per cent del valor del vehículo en algunos casos. 
  • Lo único que necesitas es ser el titular del coche y disponer de los documentos en regla. 
  • Existe más flexibilidad que con otro tipo de préstamos. 
Solicitar un préstamo con tu vehículo como aval está más de moda de nunca. Aunque, recuerda, ten siempre pensado cómo vas a devolver el dinero antes de solicitarlo.