Usos y ventajas de contar con una nave industrial

Poder albergar la producción de bienes industriales, junto a demás muebles o maquinaria de una empresa forman parte de los beneficios ya conocidos de contar con una nave industrial. Sin embargo, son muchas más las ventajas que se pueden obtener.
Estrada & Partners, consultora inmobiliaria que se especializa en la comercialización de naves industriales, cuyo sitio web puedes visitar haciendo clic en Estrada & Partners  son expertos en el mercado industrial, creativos en diseños operacionales y con una amplia trayectoria. Ellos dieron a conocer algunas de estas ventajas, las cuales enumeramos a continuación:
  • Almacenar cualquier tipo de mercancía: Debido a que la temperatura interna de una nave industrial puede ser controlada fácilmente, se puede almacenar todo tipo de mercancía. Ejemplo de ello son las empresas dedicadas a ofrecer servicios de distribución de alimentos, agricultura o incluso, almacenar cosechas. incluyendo además, la maquinaria pesada como tractores y todo el equipamiento agrícola respectivo.
  • Lugar de reuniones: Son muchas las naves industriales que además de servir como almacén, pueden ser acondicionadas con espacios estratégicos como despachos u oficinas que pueden ser utilizados para realizar reuniones de negocios o de otra índole.
  • Industria de alquiler: Esta ventaja es muy aprovechada por aquellas empresas que se dedican al alquiler de máquinas y equipos pesados. Mientras alquilan tales equipos, necesitan un lugar donde almacenarlos para su resguardo. Por ello, es conveniente usar las naves industriales como almacenes de seguridad.
  • Mercadillos: Realmente son muchos los usos que pueden dársele a este tipo de espacio y uno de ellos que puede resultar muy conveniente es utilizarlo como mercadillos, venta de juguetes u otro tipo de vendimia. Son muchos los ejemplos de empresas que han aprovechado estas naves industriales para llevar a cabo alguna actividad de labor social o para beneficio propio de acuerdo a los objetivos planteados.
  • Ventas por Internet. El auge del e-commerce cada vez va más acelerado, por lo que la amplitud del mercado digital no tiene límites. De inicio, probablemente el proceso de compra sea sencillo y el stock de productos o mercancía puedas manejarlo desde un espacio pequeño. Pero lo cierto es que si la empresa comienza a recibir pedidos grandes y con alta frecuencia, ya no podrás depender de la disponibilidad de tu proveedor para satisfacer al cliente, sino que tendrás que acondicionar tu propio espacio para almacenar tus productos o mercancía. Por ello, lo mejor será alquilar una nave y convertirte en proveedor y distribuidor directamente. Esto además abarata costes de transporte.
  • Exposiciones: Es una actividad que muy bien puede realizarse en espacios de este tipo, sobre todo si tu empresa se dedica a la producción o distribución de productos de arte o muebles. Realizar una exposición de los productos con los que cuentas, es una excelente estrategia promocional y contar con la nave industrial puede abaratar muchos costes en relación a ello, porque no tendrías que alquilar ningún lugar y además te ahorras costes de traslado.
  • Prácticas deportivas: El espacio con el que cuentan estas naves industriales puede ser aprovechada de diversas maneras y una de ellas es usarla como un Rocodromo o como gimnasio ya que para estas prácticas se necesita mucho espacio además de tener el suficiente para tener pesas, hacer circuitos e instalar otro tipo de equipamiento. Recuerda que las naves también cuentan con baños y oficinas que se pueden convertir en zonas de vestuario.