María Valle

‘Funcionarios de justicia asfixiados por la consejera’, por María Valle (Cs)

ARTÍCULO DE OPINIÓN
María Valle, diputada en el Parlament de Ciutadans

Es una vergüenza generalizada lo que está ocurriendo en los Juzgados de Cataluña, y una vergüenza en particular lo que sucede en los juzgados de Sabadell.

Venimos denunciando desde hace años las lamentables condiciones de trabajo de los funcionarios de gran parte de los juzgados. En el caso de Sabadell, todos los años por estas fechas cuando la ola de calor hace estragos, los sistemas de refrigeración se estropean. Ya en el año 2017 inspección de trabajo tuvo que cerrar las oficinas, ante la posibilidad de que la salud de los funcionarios pudiera verse afectada. El entonces consejero de justicia prometió una partida de 600.000 euros para su reparación antes de finalizar 2018. No se hizo.

Este verano, hemos visto como se paralizaban no solo los juzgados de Sabadell, sino también los de Gavà, Badalona o Girona ante las altas temperaturas que se han llegado a alcanzar en las salas de vista y que han incluso provocado el desmayo de alguna persona. Nosotros se lo hemos dicho a la consejera de justicia, la Sra. Capella, en múltiples ocasiones; en comisión, por escrito y en Pleno. Y su respuesta ha sido que se solucionará a finales de 2021. Han leído bien; hasta el verano de 2022 los funcionarios no podrán trabajar en unas condiciones dignas.

Los funcionarios de justicia están asfixiados por la consejería. Además del insufrible calor con el que se ven obligados a trabajar, se encuentran con la ineptitud y desidia de una consejera a la que no le importa que ellos sean los funcionarios peor pagados de todo el país y a los que, por si todo esto fuera poco, aun se les adeuda las pagas extraordinarias de 2013 y 2014.

Y llegamos al día de ayer, que ya fue el colmo. Las elevadas temperaturas alcanzadas en sala impidieron tomar declaración a la alcaldesa de Sabadell por el tan sonado caso Mercurio, un gravísimo escándalo de corrupción del PSC. Para el Govern no importa que se tenga que retrasar unos meses más, como tampoco importa que los juicios de violencia machista se tengan que suspender ante las insufribles condiciones de las oficinas. Realmente, está claro que ni para ERC ni para JxCat es prioritaria la lucha contra la corrupción. Se ve porque tampoco tienen prisa alguna para tramitar la ley de lucha contra la corrupción que Ciudadanos presentó en enero y cuya ponencia se lleva retrasando con excusas peregrinas.

Y es que, de un tiempo a esta parte estamos viendo el continuo desprecio que los partidos separatistas están demostrando hacia el ámbito judicial, desprecio que se traduce en los acosos que han tenido que sufrir las sedes judiciales y sus miembros, injerencias en su ámbito como el espionaje de los ordenadores y reducción de recursos destinados a mantenimiento del equipamiento de sus oficinas. Es una marginación de la institución y de los miembros que la componen, que obedece a que no han podido doblegar el poder judicial a sus intereses a pesar de haberlo intentado en innumerables ocasiones.

A la consejera de justicia, ni le importan los funcionarios, ni le importa la corrupción, ni le importa la lucha contra la violencia machista. Lo único que le importa es “el procés” y eso es lo que explica que pongan los recursos económicos al servicio de los golpistas, gastando cantidades obscenas en embajadas en el extranjero para hablar mal de España, o despilfarrando en TV3, o en la creación de estructuras inservibles como la oficina de derechos civiles y políticos y no al servicio de los ciudadanos.

Una auténtica vergüenza.