Adrián Hernández. Autor: David B.

Opinión de Adrián Hernández (Ciutadans). ‘Cuando un alcalde decide dejar de serlo’

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Adrián Hernández, concejal de Ciutadans en el Ayuntamiento de Sabadell

Un alcalde tiene que ser de todos, de aquellos que lo han votado pero también de los que no lo hicieron. Un alcalde tiene que representar a la institución y debe liderar un gobierno que tenga la capacidad de resolver los problemas de la ciudad y de sus gentes. Nunca, un alcalde, debería crearles a los ciudadanos más problemas de los que ya tienen.

El ejecutivo municipal de Sabadell está consiguiendo justo lo contrario. En la temporada primavera-verano del 2017 se paralizó nuestra ciudad. La razón: el cuatripartito estaba enfrascado en una pelea interna que buscaba dirimir quién ocuparía la silla de primer edil. A las caras largas de nuestros dirigentes locales se sumaron un cruce constante de comunicados en prensa y declaraciones de miembros del equipo criticando actitudes y acciones de gobierno de sus propios compañeros. En definitiva, un ridículo que acabó con la elección como alcalde de Sabadell de Maties Serracant, el lider de la fuerza política que quedó en cuarta posición en las elecciones municipales.

Tras las vacaciones de verano y la Fiesta Mayor de Sabadell, la ciudad sigue paralizada. Serracant y el gobierno municipal se han olvidado de los problemas importantes de la ciudad para centrar sus esfuerzos en apoyar la estafa antidemocrática que organizan para el 1 de octubre. Y, lo que es más grave, lo planean llevar a cabo en forma de desobediencia a las leyes democráticas.

El alcalde y su gobierno -recordemos que está compuesto por Crida per Sabadell (CUP+Entesa per Sabadell), ERC, Unitat pel Canvi (Podemos, Iniciativa y EUiA) y Guanyem-, han determinado que están por encima de las leyes democráticas. Es decir, han decidido que están por encima de los propios ciudadanos.

La semana pasada comenzó el curso escolar. Muchas familias de Sabadell habrán tenido que llevar a sus hijos a un colegio que no era su primera opción. Seguramente hicieron las reclamaciones correspondientes, pero sus anhelos e intereses familiares no se pudieron hacer realidad en cumplimiento de la normativa, tanto local como autonómica. Esto habrá provocado quebraderos de cabeza a muchas familias, que finalmente habrán tenido que acatar el centro escolar que la administración pública les ha asignado y matricular a sus pequeños. Unos pocos quizá habrán podido permitirse optar por colegios privados más acordes con sus expectativas.

Según el ejemplo de nuestros gobernantes, ¿qué tendrían que haber hecho tantas y tantas familias el pasado 12 de septiembre? ¿Desobedecer y presentarse en los colegios que querían inicialmente? Y más de lo mismo con otros impuestos u obligaciones: la tasa de basuras, el IBI, las multas de la Policía Municipal… ¿Jugamos todos a la desobediencia? ¿Convertimos Sabadell en una selva donde prevalezca la ley del más fuerte? ¿De verdad es esto lo que desea nuestro alcalde y su equipo?

Maties Serracant y su gobierno han decidido abandonar a los vecinos de Sabadell, porque los problemas de esta ciudad siguen sin solucionarse. Tan solo recordar algunas de las múltiples asignaturas pendientes: la limpieza de calles, los numerosos parques degradados, el mantenimiento deficiente de la vía pública, los problemas de movilidad, el aumento del incivismo, el empeoramiento de la circulación y envejecimiento de la flota de autobuses municipal.

Todo esto se resume en que tenemos un alcalde en clara situación de dejadez de funciones. Un alcalde que ha optado por descuidar las necesidades básicas de la ciudad y por dejar de representar a la mayoría de los ciudadanos de Sabadell. Un alcalde que solo habla de independencia mientras los barrios reclaman inversiones urgentes para resolver sus problemas.

Que nadie olvide que esta ciudad, en la que convivimos unos y otros, habló con claridad cuando se convocó el plebiscito independentista en forma de elecciones autonómicas: entonces un 40 por ciento se declaró partidario de la independencia votando a JxS y la CUP. ¿No se avergüenza este gobierno cuatripartito de ignorar y dejar de representar al 60 por ciento de su población? ¿No les preocupa poner en riesgo a nuestros trabajadores municipales y a nuestra institución? Una institución que es de todos.

Afortunadamente, el 1 de octubre pasará, como pasará este gobierno. Desde Ciudadanos, mientras tanto, seguiremos haciendo propuestas que mejoren la vida de nuestros vecinos.

Foto portada: Hernández, en una entrevista. Autor: David B.