Esteban Gesa. Autor: David B.

Opinión de Esteban Gesa (PP): ‘Una cuestión de principios’

ARTICULO DE OPINIÓN
Esteban Gesa, portavoz del Partido Popular de Sabadell

La coherencia es una virtud necesaria en el ejercicio de la política.

Cuando alguien decide dedicar su tiempo y energías en trabajar en la defensa de sus ideales y en intentar cambiar aquello que creemos necesario para hacer de nuestra sociedad un mejor lugar para vivir, es importante que los valores que defendemos sean los mismos que rijan nuestra vida y nuestros actos.

Por ello cuando esto no ocurre, cuando decimos una cosa y hacemos la contraria, nuestra credibilidad como políticos se resquebraja y esto provoca una ruptura de la confianza del ciudadano.

Durante el anterior mandato, cuando estaban en la oposición los partidos que ahora gobiernan Sabadell, se dedicaron a denunciar las acciones que consideraban impropias de la transparencia y la honestidad que deben caracterizar la labor de un gobierno.

Reiteradamente, desde las filas de la oposición, denunciaron la contratación a dedo y abusiva de cargos de confianza, la utilización de puertas giratorias  como pago de favores, la urdimbre de una red clientelar, en definitiva, la utilización del Ayuntamiento como agencia de colocación.

Cuando estalló el caso Mercurio estás acusaciones cobraron mayor sentido, y se sumó a ellas la exigencia de dimisión de aquellos cargos públicos o de confianza que estuviesen imputados. Pues la sospecha de corrupción es incompatible con el desempeño del servicio público.

Por ello, ahora que gobiernan, deberían regirse por los mismos principios y la misma exigencia de honestidad y transparencia. Pero no es así, en un ejercicio de incoherencia flagrante vemos como el nuevo equipo de gobierno está cometiendo los mismos errores que ellos denunciaban tan beligerantemente.

A día de hoy tenemos un Alcalde imputado, la certeza de que se ha contratado a parientes y compañeros de partido con demasiada asiduidad y, en una utilización descarada de las puertas giratorias, recientemente han contratado a la anterior portavoz de la Entesa, Virginia Domínguez, como jefa de Alcaldía.

No dudamos de la valía de la Señora Domínguez para desempeñar este puesto, pero esta contratación no es coherente con su propio discurso.

Pero, como decía Alfred Adler, es más fácil luchar por unos principios que vivir de acuerdo a ellos.