Foto portada: Juan Guil. Autor: David B.

‘¿Son una estafa los planes de pensiones?’, por Juan Guil

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Juan Guil, miembro de la plataforma por la pensiones y CCOO

La derecha neoliberal propietaria de las entidades financieras propone “planes privados de pensiones,” como alternativa al sistema público de pensiones, con el objetivo de reducirlo a la mínima expresión y hacer negocio.

“Los planes privados de pensiones” son un gran engaño, inventado por el capital financiero, les llaman “planes de pensiones” cuando es un simple sistema de ahorro, perjudicial para los intereses de las personas. Los bancos manejan el dinero de los fondos de pensiones para invertirlos donde les interesa.

Con la crisis de 2008, un millón personas que tenía “planes de pensiones,” asalariados despedidos que agotaron su desempleo, autónomos, y pequeños empresarios que tuvieron que cerrar sus negocios por la crisis, y quisieron recuperar los ahorros de los “planes de pensiones” perdieron el 20 por ciento de lo invertido.

El estado para fomentar los “planes de pensiones,” y hacerlos atractivos, hacen deducciones en la declaración de la renta, no informan lo que pasará cuando recuperen esos ahorros, que son ingresos por trabajo del que has pagado IRPF, se encuentra con la sorpresa que cuando recuperan el “plan de pensiones” tienen que volver a pagarlo.

El dinero es manejado por los bancos con riesgos evidentes, de aquí a 10, 20, 30 años, se habra reducido considerablemente el “plan de pensiones” no existe garantía de los bancos. El riesgo de perder parte importante por la inflación, el IRPF y que el banco meta tu dinero en un fondo de inversión donde puedes perder buena parte de él, como ha ocurrido en este periodo de crisis.

Los “planes de pensiones,” son una estafa del sistema financiero, las perdidas están garantizas, solo puedes recuperar tu dinero si estas en la ruina. Si tienes ahorros es más rentable y seguro una cuenta a un interés fijo, tendrás tu dinero cuando lo necesites, perderá por la subida de la inflación, pero nada comparable con el riesgo que tienen los “planes de pensiones”.

La pensión pública de jubilación, invalidez, viudedad y otras, se cobra de por vida, está garantizada por la ley de la seguridad social y el estado a través de los presupuestos, es un derecho constitucional, dependiendo de la cotización que hayas hecho, durante tu vida laboral, es falso que la alternativa a las pensiones públicas sea los planes privados, con la riqueza que crea el trabajo, hay recursos de sobra para su mantenimiento y mejora.

Las entidades financieras manejan cifras millonarias, en 2018 manejaron 72.237 millones de euros, habiéndose reducido el 15 por ciento los planes de pensiones en el periodo de crisis, actualmente lo tienen más de siete millones y medio de personas, datos del periódico de Cataluña del pasado mes. Todo está en manos de los bancos, mucha gente acepta de las empresas planes pensiones,  para la prejubilación, lo pintan muy bonito, casi una ganga, pero no son alternativa a las pensiones públicas, es un simple y perjudicial plan de ahorro, un engaño y en muchos casos una estafa, por parte de los bancos que invierten en fondos de dudosa rentabilidad.

Dicen que ahorremos para tener un “plan de pensiones” y asegurarnos un complemento para el futuro, porque el sistema público de pensiones no aguantará debido al aumento de la esperanza de vida, afirman que a 20 o 30 años, bajaran un 30 o 40 por ciento, las pensiones nos dicen los “expertos” portavoces de la gran banca que cada año se enriquecen más, a costa del empobrecimiento de la mayoría de la publicación.

No explican que el crecimiento de la riqueza actual es cinco veces mayor que hace 30 años, y los próximo 30 años el crecimiento será muy superior por la automatización y robotización que se va imponiendo en las empresas, se sustituirán millones de trabajadores y trabajadoras, por máquinas que no pagan seguridad social ni IRPF, todos son beneficios para las empresas, este es el problema, no que aumente la esperanza de vida.