Jugadores del Sabadell celebrando el tercer gol de la tarde. Foto: Pedro Salado / C.E. Sabadell

El Sabadell resurge ganando al Castilla (3-1)

  • Los de Carreras se han sacado la espina de la “manita” de la semana pasada en Almería.

  • Doblete de Aníbal que suma ya ocho goles, a tres del ‘pichichi’ arlequinado Lanzarote.

6.420 espectadores, la mejor entrada de largo de la temporada en el templo, han ido a apoyar al Sabadell en un partido que se antojaba de antemano complicado. El Real Madrid Castilla, como buen filial, es impredecible, y los locales tenían numerosas bajas para afrontar el encuentro.

Al final Carreras ha optado por Aníbal en punta en lugar de Uli Dávila, porque el menudo jugador propiedad del Chelsea no ha entrenado toda la semana por su operación en el dedo. Juvenal ha sido el sustituto de Juanjo como pivote defensivo.

Gol tempranero

El respetable ya se va acostumbrando a que tiene que ser puntual al inicio del partido porque si no te pierdes cosas. Está demostrado que en los primeros cinco minutos de encuentro, siempre pasa algo, normalmente bueno para los intereses arlequinados, y hoy la moneda de nuevo a caído cara. Aníbal Zurdo, que volvía a la titularidad después de mes y medio sin serlo, ante el Lugo, ha adelantado a los locales con un gol de delantero de área, después de un buen centro de Lanzarote por la banda.

El partido lo encaraba mejor imposible el Sabadell, y el Castilla veía ya cuesta arriba sacar algo positivo de la capital vallesana. Aun así, el equipo de Toril quería el balón, Cheryshev y Jesé han sido un incordio constantes para los defensas arlequinados, pero sin crear peligro real en la portería defendida por Nauzet. El Sabadell se sentía cómodo a la contra, pero apenas le duraba el balón en los pies, Juvenal, que sustituía hoy a un lesionado Juanjo, no se ha sentido cómodo en todo el partido porque los merengues asfixiaban la salida de balón local, pero aún así, los de Carreras han sabido jugar por bandas que es por dónde realmente creaban peligro, causado sobre todo por los huecos que dejaban los lateral del filial blanco en sus constantes internadas al ataque. El Sabadell, con mucho oficio, ha sabido mantener la ventaja mínima en el marcador, y dejaba todo en el aire para el segundo acto.

Sentencia con suspense

Una segunda mitad calcada a la primera. El Sabadell, que tiene cinco minutos iniciales en cada parte de una intensidad máxima, ha sabido aprovechar la ocasión que, por lógica, iba a tener. Eneko, que se estrena esta temporada en el aspecto goleador, caza un balón en el segundo palo, libre de marca, para empujar con la derecha el balón al fondo de la portería de un impotente Mejías.

Los arlequinados celebran un gol. Foto: Pedro Salado / C.E.Sabadell
Los arlequinados celebran un gol. Foto: Pedro Salado / C.E.Sabadell

2-0 y el partido parecía que iba a ser, no plácido, pero si menos exigente para los locales. Pero los de Toril no se han venido abajo, y los cambios del cordobés daban aire fresco a su equipo, y la rapidez e insistencia blanca al final tuvo su premio. El Sabadell se sentía cómodo saliendo a la contra, pero el golazo de Óscar Plano, desde fuera del área de primeras y por la escuadra, recortaba distancias en el marcador y aún quedaba un cuarto de hora por delante de partido y un rival con la moral alta. Pero el Sabadell ha sabido cortar de raíz la reacción merengue con la mejor medicina: un gol. De nuevo Aníbal Zurdo bigoleaba la portería del Castilla, ahora con un cabezazo pegado al palo y sentenciaba ahora sí el partido.

Contundencia arriba y seriedad defensiva son los dos adjetivos que describen el partido del Sabadell. Carreras también lo cree así, que la eficacia marca los partidos, que no hace falta jugar mejor para ganar:

La eficacia al final marca quien gana o no un partido. El Castilla no nos ha dejado hoy desplegar todo nuestro fútbol, pero hemos sabido resolver bien nuestras ocasiones. A veces nosotros hemos sido superiores a nuestros rivales, y hemos perdido en el resultado”.

Los arlequinados duermen en octava posición, empatado a puntos con el Barça B y el Villarreal que tiene que jugar todavía su partido ante el Hércules. Por lo pronto se recuperan buenas sensaciones, olvidadas la semana pasada en Almería, y el Sabadell se afianza en la zona media de la clasificación, todo lo que venga de más, bueno será.

Un último apunte, este sábado se ha presentado en sociedad la mascota del Sabadell, una especie de arlequín que todavía no tiene nombre, el club se lo pondrá dentro de tres semanas, porque tienen dos partidos fuera de casa consecutivamente, cuando se juegue el partido 1.000 en el templo de la Nova Creu Alta ante la Ponferradina.

FICHA TÉCNICA

CE Sabadell: Nauzet, Toni Lao, Abraham Paz, Goni, Ramírez, Juvenal, Hidalgo (Llorente, min. 75), Moha (Longás, min. 66), Lanza, Eneko y Aníbal (Collantes, min. 81).
Real Madrid Castilla: Tomás Mejías, Fabinho, Nacho, Iván (Alex, min. 81), Casado, Casemiro (Oscar Plano, min. 56), Mosquera, Juanfran (Lucas, min. 56), Borja, Cheryshev y Jesé.
Árbitro:
Daniel Jesús Trujillo Suárez (Colegio tinerfeño). Ha amonestado a Toni Lao, Goni y Eneko por el Sabadell y a Fabinho por el Castilla.
Goles:
1-0 Aníbal (min. 6), 2-0 Eneko (min. 49), 2-1 Oscar Plano (min. 76) y 3-1 Aníbal (min. 77).
Incidencias:
Estadio Nova Creu Alta (6.420 espectadores).

Foto portada: Los arlequinados, celebrando un gol. Foto: Pedro Salado /C.E.Sabadell