Desalojo Espronceda

La calle para en Espronceda un nuevo desalojo

  • Una familia de tres miembros gana como mínimo un par de meses al ser aplazado el desalojo.

  • Llevan un año ocupando la que fue su antigua vivienda en el barrio de Espronceda.

Cerca de 200 personas se han concentrado este martes por la mañana en la plaza Rogelio Soto (Espronceda). Convocados por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se han sumado a conocidos de la familia que debía ser desalojada a las 10.30 horas. Finalmente, el lanzamiento se ha aplazado. La familia gana tiempo.

Según el relato de Antonio Santiago, son vecinos de Espronceda “de toda la vida”. Hace un par de años tuvieron que dejar Sabadell en dirección a Castellón por “un problema familiar”. Vendieron el piso. Cuando volvieron a Sabadell “no teníamos donde vivir y supimos que el piso estaba vacío”. Primero lo ocuparon y después intentaron negociar, según asegura, un alquiler social con la entidad Unnim, propietaria del inmueble.

No me han querido ni oir, no he podido ni hablar con ellos para llegar a un acuerdo y tener un alquiler social”, asegura minutos antes del previsto desalojo a las puertas de su vivienda acompañado de su hijo de 18 años.

Hace unas semanas recibieron la notificación del juzgado avisando que este martes a las 10.30 horas se ejecutaría el desalojo. De hecho, ha sido el segundo intento, ya que en noviembre se vivió una situación parecida y el lanzamiento se paró in extremis, en ese caso en los despachos. Este martes, sin embargo, la presión se ha tenido que hacer desde la calle, con unas 200 personas concentradas ante el bloque dispuestas a ejercer la resistencia pasiva.

Hacia mediodía, una comunicación telefónica con el juzgado ha puesto a los miembros de la PAH ante el aviso que la entidad podría haber solicitado aplazar el desalojo. El afectado y tres miembros de la PAH se han dirigido a la oficina de Unnim más cercana, en Campoamor. Allí no sabían nada pero se han comprometido a indagar. Al cabo de unos minutos, uno de los portavoces de la PAH, Pau Llonch, ha hecho público que el desalojo se pospone.

La esposa de Antonio Santiago, desde el piso. Autor: J.d.A.
La esposa de Antonio Santiago, desde el piso. Autor: J.d.A.

La familia gana tiempo

Cómo mínimo, la familia Santiago gana ahora dos meses. “Esperemos que ahora se abran a negociar; estoy muy contento”, decía Antonio Santiago al poco de conocer que el desalojo se ha evitado. Segundos después, ha agradecido a las casi 200 personas presentes su asistencia antes de acabar la protesta con el que ya es el lema de las PAH: “Sí se puede”.

Foto portada: Un momento de la protesta, esta mañana. Autor: J.d.A.