Catalunya sí que es pot

Opinión de Josep López (ICV): ‘Con Catalunya sí que es pot (sí se puede)’

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Josep López, coordinador ICV Sabadell

El próximo 27 de septiembre se celebrarán elecciones al Parlament de  Catalunya. A mi juicio, han de ser una oportunidad para contribuir a cambiar las cosas.

A las personas que somos gente corriente, a los de abajo, nos preocupan nuestras cosas personales o familiares, pero también el bienestar colectivo. Nos interesa el buen funcionamiento y la calidad de  los servicios públicos, el derecho a la vivienda, a un trabajo digno, a un entorno natural habitable. Nos indignan los recortes de servicios básicos y nos irrita profundamente la corrupción y el despilfarro de los recursos económicos públicos. Por supuesto que nos inquieta encontrar una solución al encaje de Catalunya con el estado español.

Creo firmemente en lo que aprendí en mi militancia en el PSUC. Para cambiar las cosas hay que moverse, hay que luchar, pero también hay que llenar las urnas de votos con la misma fuerza. Las ideas, las propuestas que respondan a la mayoría son necesarias. Pero también es importante que nazcan de lo que la propia gente sentimos y planteamos en los diferentes lugares donde vivimos, trabajamos o participamos.

Catalunya sí que es pot, a mi juicio, es más que una candidatura que se presenta a las elecciones al Parlament. Es más que la unión de Iniciativa, Esquerra Unida, Podemos y Equo. Es más que los cientos y cientos de personas no afiliadas a partidos que también forman parte. Es una voluntad de cambio. Es un compromiso de trabajo y de lucha democrática en el Parlament y en la calle. Es una actitud decidida que no pretende tapar nada, que no está hipotecada por casos de corrupción. Es una voz que no vende mundos mágicos que lo resolverán todo.

Catalunya sí que es pot tiene entre sus propuestas principales, respondiendo al sentir de miles de personas,  la puesta en marcha de un rescate ciudadano que aborde las necesidades más urgentes (paro, renta garantizada, desahucios, alimentación, pobreza en sus diferentes expresiones), la realización de una auditoria ciudadana de la deuda de la Generalitat, darle la vuelta a la privatización directa o encubierta de los servicios públicos, proteger el sistema público de salud, potenciar un sistema educativo de calidad aumentando la inversión hasta equipararse a la media europea, garantizar la ocupación digna y de calidad y el fin de los salarios de miseria, de la precariedad y de las desigualdades de género en el mercado laboral, evitar los regalos fiscales y de suelo a las multinacionales, acabar con la corrupción con más medidas y medios para luchar contra corruptores y corruptos, trabajar para que sea posible un referéndum que permita definir qué relación queremos mantener con el estado español.

La unión hace la fuerza. La unión entre sectores diversos que defienden una sociedad más digna, donde tengamos capacidad para decidir sobre todo lo que es importante para nuestras vidas.

Iniciativa, Esquerra Unida, Podemos y Equo se han unido y sumado a todas las personas que quieren una Catalunya de la mayoría frente a la Catalunya de los poderosos. Trabajemos para abrir una nueva etapa  en la que la prioridad no sean los bancos, ni los mercados financieros, una nueva etapa de justicia social, en la que la prioridad sea la vida y el bienestar de la mayoría.

Trabajar para conseguir todos esos objetivos es hoy más posible que nunca. Sí se puede.