Dani Fernández antes del caso Mercurio: “Es muy probable que el alcalde vaya imputado”

EL SUMARIO DE MERCURIO

Manuel Bustos fue avisado por el diputado socialista Dani Fernández, en aquel momento número 2 del PSC, que podría ser imputado un mes antes del caso Mercurio. Bustos sospechaba según revela el sumario del caso Mercurio, al que ha accedido iSabadell, que sus comunicaciones estaban siendo intervenidas nueva meses antes del estallido del caso Mercurio.

La ficha de imputación de Manuel Bustos se alarga 145 páginas. En ellas, los investigadores policiales desglosan las imputacions al alcalde y los probables hechos delictivos. Entre ellos la intuición de Bustos que podría estar siendo investigado.

El día 8 de febrero, según relatan las investigaciones policiales del caso Mercurio, Manuel Bustos se dirigía a un acto de la Federació de Municipis de Catalunya cerca de Manresa. Cambió de planes y avisó al secretario general de la Federació de Municipis, Adolfo Moreno, que no podría asistir al acto.

La visita a Felip Puig

Al cabo del rato se situó en Barcelona para pedir una reunión urgente con el conseller de Interior, Felip Puig (CiU). Bustos se mostraba dispuesto a acercarse a su despacho. “Es muy urgente”, señaló. No fue posible porque Puig estaba en Gandesa. Al día siguiente Puig le llamó y los dos políticos se vieron.

Pasaron unos días y el conseller volvió a llamar a Bustos. Le informó que “en relación a lo que viniste y me hablaste, te puedo decir que nada de nada. Desde esta casa nada, de nada, de nada”.

Durante las semanas posteriores, Bustos cambia de teléfono en medio de varias conversaciones. “Llámame por el otro teléfono” es una frase habitual. Los Mossos creen que Bustos fue advertido que era objeto de una investigación. El 2 de marzo de 2012 (casi nueve meses antes de estallar la Operación Mercurio) Bustos señala:

Por si acaso alguien me está escuchando y me está grabando decirle que me acuerdo de él y de toda su… [siguen improperios]. ¿Qué queréis saber lo que hablo por teléfono? Pues ya lo sabéis”.

En otras conversaciones con el empresario de televisión Nicola Pedrazzoli, Bustos vuelve a mostrar sus indicios de que “alguien me está escuchando”. En una nueva conversación con Pedrazzoli, asegura que era víctima de una conspiración política: “Me quieren matar [políticamente]. Y están intentando matarme” mientras se reafirma en que “soy transparente, honesto y riguroso”.

Pedrazzoli asegura que “hay una fiscalía que te está controlando” y Bustos le corrige: “fiscalía no” antes de preguntarle sin éxito quien ha explicado a Pedrazzoli que la fiscalía le investigaba. Mientras el primero insiste, el alcalde le explica que la investigación es fruto de una denuncia falsa. A continuación, relata una conversación mantenida con Felip Puig en la que Bustos asegura al político convergente que “si no encontrais nada que sepas que tengo los nombres de los que están intentando meterme mierda”.

El 16 de abril Bustos se muestra más tranquilo, según las actas policiales, ya que cree que la investigación no iba dirigida directamente contra él sino contra otros políticos y que él debería “dar la cara” como secretario de Política Municipal del PSC. El sumario menciona los exalcaldes de Badalona y Reus.

El encuentro con Dani Fernández

Pero la noche del 11 de octubre de 2012, un mes y 16 días antes del estadillo del caso Mercurio y un mes antes del inicio de la campaña electoral para las eleccions autonómicas, Bustos se ve en la calle Espronceda de Barcelona con el secretario de Organización del PSC, Daniel Fernández, para hablar de forma urgente.

Fernández informó a Bustos que un tema tratado en el pasado y que acabaría con imputaciones saldría a la palestra pública en breve. Acto seguido, Bustos llamó a su pareja y jefa de Alcaldía y le informó que un amigo de Daniel Fernández habría comentado al político que “es muy probable que el alcalde vaya palante imputado”. Después Bustos habló con el abogado penalista (y el actual abogado defensor de la mayoría de políticos imputados en Mercurio) Cristóbal Martell. Martell planteó que Bustos formase parte de las listas socialistas para el Parlament para adoptar la condición de aforado.

Sin embargo, posteriormente optaron por quitar peso a la problemática, ya que según Bustos se trataba de un conflicto entre dos particulares que habrían denunciado al Ayuntamiento por su desacuerdo en la resolución de una junta de compensación. Un tema que, según el alcalde, no llegaría lejos y que permitió su tranquilidad posterior en conversaciones tanto con su pareja como con Daniel Fernández y también con José Zaragoza.

Si queréis toda la información sobre el caso Mercurio, podéis comprar el libro El final de la era Bustos. Sabadell más allá del caso Mercurio en las principales librerías de Sabadell y también vía web. Más: ‘Informació i compra de El final de la era Bustos.

Foto portada: el abogado Cristóbal Martell, y el exacalde de Sabadell, Manuel Bustos, entrando al TSJC, en mayo de 2013. Autor: David B.